Archivo

GOGOL, EN BLANCO Y NEGRO

Prospectiva Nievsky es una metáfora de cemento, una calle del universo con transeúntes extraños y habitantes que vienen de todo el planeta. Existe como espacio real en la fría San Petersburgo y como imagen en la literatura universal, gracias a Gogol. Esta calle vive en la memoria de Micha Van Hoecke, un ciudadano del mundo, de aquellos que no pueden echar raíces porque siempre andan de búsqueda. Aunque Micha es de todas partes, nació en Bélgica, vive en Italia y ha trabajado en Francia. Además, tiene ancestros rusos; su madre nació en ese país. Fue ella la que lo aficionó, desde pequeño, a la literatura de Gogol.

30 de julio 1993 , 12:00 a.m.

Gogol y sus historias lo han acompañado toda la vida. Primero como una referencia literaria y, segundo, como el punto de partida para su trabajo como bailarín, coreógrafo y director de teatro, las tres cosas a la vez. El primer montaje que hice en mi vida, cuando trabajaba para la compañía de Maurice Bejart, estaba basado en el Diario de un loco. Después lo abandoné; con el tiempo, la idea se fue perfeccionando. Entonces, le propuse a Franco Di Francescantonio su primer actor hacer Prospectiva Nievsky, una obra en la que retomamos tres relatos de Gogol, El sombrero, La Nariz y Prospectiva Nievsky .

La fascinación de Micha por Gogol es producto de la particular concepción de los personajes que tenía el ruso: Para Gogol, sus protagonistas se presentan al principio como víctimas de las circunstancias, pero al final se manifiestan como héroes. Son capaces de sobreponerse a las circunstancias y rebelarse con una fuerza sobrenatural. Son normales en su dimensión exterior, pero superiores en su interior. Tomemos como ejemplo el obscuro funcionario de San Petersburgo que es capaz de morir por un abrigo. Ese es su acto contranatura. Es también una forma de grandeza .

Visión integral Gogol es el instrumento que utiliza Micha para expresar sus inquietudes frente al arte, el único lugar donde se siente cómodo. Gogol permite muchas lecturas e interpretaciones. Sus obras pueden ser vistas como algo surrealista, religioso o fantástico, no importa, depende de dónde se le mire. Esta libre interpretación es la que buscamos en el montaje que realizamos con Franco. El hizo la adaptación del texto literario al teatro. Todo parte de allí; lo demás, música, actuación y danza, se articula sobre esa columna vertebral. Ninguno de estos elementos se puede aislar sin que pierda su sentido. Se puede escuchar la música de la obra por aparte, pero nunca se le va a encontrar el sentido correcto .

En el aspecto musical, Micha y Franco tuvieron el cuidado de darle una dimensión universal a su obra. Utilizaron obras de Chopin, O. Reinhards, J. S. Bach, Art of Noise, R. Saramato, Mozart y Steps and Heads, lo que equivale a un colage de épocas y estilos musicales. No aparece por ninguna parte un compositor ruso, cosa que les criticaron cuando presentaron la obra en San Petersburgo. Sin embargo, fue una omisión intencionada: Lo hicimos para demostrar la vigencia de la obra; es una forma de señalar que trasciende las fronteras políticas e ideológicas .

Van Hoecke rechaza el formalismo y la solemnidad, sin llegar a ser un iconoclasta; se da sus mañas para trascender en el arte escénico. Su objetivo es el artista completo, ese que maneje al tiempo la actuación, el canto y la danza. Pero, no en el sentido de Broadway; me interesa más la profundidad. Cuando nació el Ballet Theatre L ensemble, la idea no era crear un teatro total y llamar un músico, un bailarín, un actor, etc. Por el contrario, queríamos el intérprete total .

Reconoce que es una apuesta pretensiosa y se pone ciertos límites. No queremos hacer una Callas o un Nureyev; lo que nos interesa es que cada quien tenga los elementos para crear. Es como el pintor que solo ve el blanco y negro, y luego conoce los colores. El conocimiento de la multiplicidad engrandece sus posibilidades creativas .

Hace unos años, cuando dirigía la Escuela de Mudra, estructuró su programa académico con la intención de formar este tipo de artista. La escuela era gratuita y por ella pasó mucha gente que hoy está haciendo cosas importantes en Francia e Italia .

Micha se lamenta de que con la clausura de la escuela también esté a punto de morir la filosofía sobre la cual se estructuró. Esta ausencia le duele y por eso a veces se siente tentado por la pedagogía. El porvenir está en la enseñanza. La escuela es importante porque hay cambio; si no, uno se estanca y no se renueva. La pedagogía es la mejor forma de mantenerse joven y sano .