Archivo

LA MISMA:

30 de julio 1993 , 12:00 a.m.

organización de la Cumbre ha evitado que se pierda un segundo de tiempo. Incluso durante el almuerzo de ayer en la terraza del Hotel Las Lomas, sede del certamen, algunos gobernadores y el propio ministro delegatario, Fabio Villegas, casi no pueden probar bocado viendo desfilar a tres hermosas mujeres paisas que se acercaron a su mesa. Villegas no tuvo más alternativa que aplaudir.