Archivo

EL AGRO COSECHARÁ UN MILLÓN DE FIRMAS

Los agricultores se alistan para recoger un millón de firmas con el objetivo de impulsar en el Congreso Nacional la creación de leyes que defiendan el sector agropecuario, y apuntalar, de paso, iniciativas de algunos parlamentarios que con tal fin cursan en la Cámara y el Senado. La Federación Nacional de Cultivadores de Cereales (Fenalce) comenzó a trabajar en esta dirección. Para el efecto ha extendido invitación a otros gremios del agro para que expongan entre sus afiliados la propuesta y se proceda en consecuencia.

29 de julio 1993 , 12:00 a.m.

Según Fenalce, es necesario realizar esta acción ante la indiferencia gubernamental. Ciertamente, el bienvenidos al futuro que pronunció el señor presidente Gaviria en su discurso de posesión no fue para los agricultores y su actividad, que en su administración ha sido convertida en el menos deseable de los oficios , dijo el gremio.

Agregó que hasta hoy la única vía que los agricultores han encontrado y que tiene una inmensa capacidad de decisión, se encuentra en el Congreso de la República, porque ha mostrado su preocupación por la crisis del agro y su decisión de apoyarlo.

El gremio cerealista agregó que en estos momentos se tramitan los proyectos de ley 280 y 287 de 1993, recogidos en la ponencia del senador José Raimundo Sojo Zambrano, los cuales ya recibieron aprobación unánime en la Comisión Quinta y en la plenaria del Senado.

Para asegurar que los proyectos mencionados tengan un trámite preferencial se requiere el millón de firmas.

En concepto de Fenalce, dichos proyectos contienen artículos fundamentales para recobrar la protección a las actividades rurales que, según el gremio, se ha perdido con la apertura económica.

Los proyectos consagran, entre otros elementos, la fijación de precios de sustentación equitativos, la intervención del Instituto de Mercadeo Agropecuario (Idema) en la compra de las cosechas nacionales, y el cómputo de los subsidios como base gravable para las importaciones de productos agropecuarios.

Los cultivadores de cereales sostienen también que el Gobierno ha desconocido los artículos 84, 65 y 66 de la Constitución.