Archivo

ESTILO EMPRESARIAL HACIA EL PROGRESO

Ladrillera Santafé, empresa industrial colombiana especializada en producir materiales cerámicos para el sector de la construcción (ladrillo, enchapes y recientemente tejas), es, después de casi 40 años de fundada, una próspera organización que ha generado bienestar a millones de colombianos, además de ser una fuente importante de empleo directo e indirecto para un amplio sector de la población. El ladrillo que dió nombre y origen a esta empresa es un material ideal de construcción, tanto a nivel estético como práctico. Su belleza y funcionalidad permiten que se le incluya en lo clásico o lo contemporáneo. Su calidad, durabilidad, propiedades térmicas, acústicas y de resistencia, economía y bajos costos de mantenimiento le hacen adaptable a los más exigentes tipos de arquitectura así como a proyectos de interés social.

29 de julio 1993 , 12:00 a.m.

La dinámica de Santafe responde a la filosofía de sus directivos que siempre han sabido poner en práctica el principio de anticiparse a las necesidades de sus clientes.

Desde sus comienzos, impuso un estilo innovador en todos los frentes de trabajo. Es así como la empresa concentra sus esfuerzos en concebir, desarrollar, mejorar y comercializar nuevos productos partiendo de la arcilla como materia prima, pero aplicando la más avanzada tecnología.

Santafé no inventó el ladrillo aunque sí tecnificó y diversificó su producción en el país. Con ladrillos macizos inició su incursión en el mercado y luego desarrolló, en sus centros de investigación, otras piezas que variaron en peso, tamaño, color y textura. En los últimos años los pisos y las tejas complementan la oferta.

Según Manuel Antonio Suárez, quien ha sido su gerente durante los últimos 20 años, uno de los factores que influyó en la competitividad y productividad de la empresa fue apoyarse en los avances que se derivan del desarrollo tecnológico.

Si no se hacen permanentemente inversiones de mejoramiento y de cambio en los sistemas y procesos explica Suárez una empresa está condenada a volverse obsoleta e incluso a desaparecer .

Los programas de modernización industrial en Santafé responden a una planeación sistemática y son reflejo del convencimiento de que las inversiones y el mejoramiento continuo fortalecen la rentabilidad de la organización para beneficio de sus clientes, proveedores, colaboradores, accionistas y en general del país.

La compañía practica políticas de desarrollo que garantizan su existencia a largo plazo e indican que no se puede permanecer si no se es competitivo, y para serlo se requiere que los procesos productivos sean eficientes y modernos.

Santafé ha logrado diseñar y ajustar sus propios procesos y sistemas hasta llegar a desarrollar una tecnología propia que le ha merecido reconocimiento internacional.

Hoy, con seis plantas modernas y versátiles, algunas completamente automatizadas y únicas en el mundo, adaptadas para responder a las necesidades del mercado y que funcionan ininterrumpidamente las 24 horas del día, con una oferta consolidada en más de 25 distintos productos, una organización empresarial dinámica y eficiente y una filosofía de servicio y atención directa al cliente, Santafé es el principal productor de ladrillo en el país.