Archivo

EL NEGOCIO DEL ESPECTÁCULO

El negocio de la música popular y del rock internacional en particular, se constituyeron en el boom comercial en Argentina esta temporada, al punto que casi cuatro meses antes de concluir 1993 las recaudaciones alcanzaron 25 millones de dólares (casi el doble de 1992), coincidieron fuentes del espectáculo en Buenos Aires. Esto después de haber pasado la banda estado-unidense Guns N Roses, sin conocer aún que dejará el baladista dominicano José Luis Guerra este fin de semana, y lo que producirán hasta fin de año figuras de la talla de Liza Minelli, Michael Jackson o Madonna, entre otros.

29 de julio 1993 , 12:00 a.m.

Este fenómeno millonario en dólares se explica, una vez más, por la fortaleza del peso argentino (igual al dólar desde hace más de dos años) aunque no por el gran poder adquisitivo de todos los argentinos.

Es decir que existe una franja de ellos que puede pagar precios de ópera, o tal vez mayores.

A manera de ejemplo, ya se están vendiendo para agosto los boletos para la Minelli, la más cara de las cuales llega a 160 dólares.

Pero se colocaron, sin problemas (120.000 personas en dos recitales), a 80 dólares para los Guns; frente a una platea de 70, para asistir en el Teatro Colón (el primero del país) a la puesta de Sansón y Dalila.

El reciente clásico de fútbol River PlateBoca Juniors cotizó sus plateas a 60 dólares.

En las cifras de espectadores proporcionadas por los dueños del espectáculo aparecen, hasta mediados de julio, los Guns N Roses como los más vistos, con 120.000 asistentes.

Lo siguen, también con dos recitales pero con 90.000, el rockero argentino Fito Páez.

Terceros, muy cerca (80.000), aparece Metallica, y luego, más lejos, Ricardo Montaner, Duran Duran o Joan Manuel Serrat (15.000) o Julio Iglesias (11.000).

En todo el año 1992, el número de mayores convocantes lo consiguió el grupo argentino de rock Serú Girán (100.000), escoltados por el dúo nórdico Roxette y el baladista inglés Elton John (ambos con 90.000).

Para los inversionistas y sus calculadoras de números, asoman ahora en el firmamento cercano una Liza Minelli (agosto), Michael Jackson y Madonna (octubre).