Archivo

LA GASOLINA SUBIRÍA 20

El reajuste en los combustibles para el año próximo podría ser de 20 por ciento, tasa acorde con la política de inflación proyectada por el Gobierno. La cifra fue incluida por el Ministerio de Hacienda en el proyecto de ley de Presupuesto entregado esta semana al Congreso.

29 de julio 1993 , 12:00 a.m.

En caso de que se cumpliera la propuesta inicial, que puede ser sometida a cambios, el galón de gasolina subiría de 578 a 694 pesos. Eso, sin incluir las sobretasas que se cobran en algunas ciudades.

Entre las proyecciones económicas para el año próximo, se prevé que la devaluación del peso podría alcanzar un 16 por ciento, y que la economía crecerá un 5,0 por ciento.

Alza en gasolina para 1994 sería de 20% El precio de la gasolina subiría en 20 por ciento a partir de enero del año próximo, mientras la devaluación, de la cual están pendientes los exportadores, podría llegar al 16 por ciento.

Estas previsiones, que obviamente pueden ser revisadas, hacen parte del escenario en el cual se desenvolverá la economía en 1994 y que fueron incluidas por el Ministerio de Hacienda en el proyecto de ley de Presupuesto, entregado al Congreso de la República.

El Ejecutivo plantea que el precio del galón de gasolina motor pasaría de 578 a 694 pesos, mientras que la gasolina extra pasaría de 718 pesos a 862. Esto significa un incremento de 20 por ciento que sería compatible con la inflación del 19 por ciento esperada por las autoridades monetarias, e inferior en 5 puntos al incremento realizado al comenzar 1993.

El reajuste en los precios de los combustibles es una de las noticias más esperadas al finalizar cada año, porque de este incremento depende el alza en las tarifas del transporte e incide sobre todos los componentes de la canasta familiar.

El reajuste en los precios de los combustibles ha descendido en los últimos años. Para 1992 fue de 31,8 por ciento y en 1993 de 25 por ciento.

Adicionalmente, el Gobierno tiene algunos supuestos sobre el comportamiento de la demanda de combustibles. El consumo de gasolina motor aumentaría el próximo año en 11,9 por ciento al pasar de 1.764 millones de galones a 1.974 millones. El aumento obedece al ingreso masivo de vehículos de todas las marcas que están invadiendo las principales ciudades del país.

Crece la economía En torno al comportamiento de la tasa de cambio, el Gobierno estima una devaluación del 16 por ciento para el próximo año. Esta tasa es superior en tres puntos a la proyectado para el presente año que apenas alcanza el 13,0 por ciento.

Esta variable es determinante en la competitividad de las exportaciones colombianas. Una devaluación del 16 por ciento estaría más cerca al crecimiento del costo de vida proyectado para ese año y así las exportaciones no resultarían desestimuladas.

El escenario económico del Gobierno plantea además un crecimiento de la producción total de bienes y servicios del país o de 5 por ciento en 1994, acorde con la meta de la Junta Directiva del Banco de la República.

El crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) se originará por el boom del sector de la construcción, la política de devaluación que permitirá un mejor desempeño del sector exportador; la reducción en los precios a los empresarios y un ambiente favorable a la inversión privada.

Suben los ingresos De acuerdo con las proyecciones económicas, los ingresos corrientes de la Nación crecerán 24,3 por ciento al llegar a 6.8 billones de pesos. Sin embargo, el crecimiento será menor frente al proyectado de este año que se acerca al 38.9 por ciento.

Por otro lado, el impuesto de renta y complementarios aumentará 27 por ciento al pasar de 2.2 billones en el presente año a 2.9 billones en 1994.

De acuerdo con el Gobierno, este año no será muy favorable para las arcas estatales ya que el recaudo estimado por impuesto a la renta caerá en cerca de 162 mil millones pesos como resultado de los ajustes integrales por inflación.

En cambio, los ingresos por impuesto a las ventas (IVA) crecerán 27 por ciento al pasar de 1.2 billones de pesos a 1.6 billones de pesos. Los impuestos a las importaciones tendrán una variación del 28 por ciento. Los recaudos pasarán de 1,2 a 1,6 billones de pesos. Las previsiones del Gobierno apuntan a que el próximo año se presentará un menor dinamismo en las compras al exterior que sólo crecerían un 10 por ciento.

Otra de las fuentes de ingresos que se incrementará sustancialmente en 1994 se refiere al impuesto de guerra que tendrán que cancelar las empresas productoras de petróleo, gas, carbón y ferroníquel. Por este concepto se obtendrán 141.800 millones, 27 por ciento más que en este año.

LAS METAS PARA 1994 El precio de un galón de gasolina motor aumentaría 20 por ciento en 1994, al pasar de 578 pesos a 694 pesos. La devaluación sería de 16 por ciento. Esto significa que el precio del dólar estaría cercano a los mil pesos para diciembre de 1994. El crecimiento del Producto interno Bruto (PIB) sería del 5,0 por ciento. El aumento lo originará el boom de la construcción, el aumento de las exportaciones y la inversión privada. Las importaciones crecerían 10 por ciento en valor, según estimaciones que incluyen costos del seguro y el flete (valor CIF). Recaudos por impuestos de guerra aumentaría 27 por ciento, al pasar de 111.250 millones a 142.778 millones de pesos. Los cancelarán productores de petróleo, gas, carbón y ferroníquel. Los ingresos corrientes de la Nación serán de 6,8 billones de pesos, con crecimiento de 24,3 por ciento.