Archivo

CALDAS, ÚLTIMO CLASIFICADO EN EL MICROFÚTBOL

Como muchos lo habían pronosticado, Caldas-Lotería de Manizales y Antioquia-Pro Keds pactaron un empate en detrimento de Cundinamarca, último eliminado de la contienda, en la lucha por los cupos a la gran final de la Copa Doria Promasa semiprofesional de Fútbol de Salón. Caldas terminó con cinco faltas el primer tiempo. Los continuos roces que incluso con el árbitro Héctor Parra tuvieron los jugadores antioqueños, provocaron la decisión varias veces equivocada del juez principal.

26 de julio 1993 , 12:00 a.m.

Los dos períodos se jugaron la mayor parte del tiempo en la zona roja de los arqueros. Los caldenses sabían que concederle ventajas a un jugador como Viviano Mena acabaría con la ilusión de pasar a la siguiente ronda.

Fueron escasas las opciones de gol, Caldas se apuntó con un disparo que rebotó en el poste, de Victor Hugo Garzón, y Antioquia ripostó con una inminente posibilidad de anotar de Mena, que salvó el meta José de Lavalle.

El 0-0 premió a los técnicos Jaime Cuevo y Fabio Quiceno quienes plantearon el trámite sin correr muchos riegos.

Antioquia ya estaba con el pasaporte asegurado y Caldas sabía que la igualdad los dejaba ubicados entre los mejores cuatro del campeonato semiprofesional.

Entre jueves, viernes y sábado de esta semana, Santander-Pro Keds y Caldas-Lotería de Manizales se enfrentarán en el Polideportivo de Ciudad Kennedy de Bogotá por el anhelado título de un torneo que todos los días gana en nivel técnico, organización y afición.