Archivo

COBROS IRREGULARES

De extraordinaria importancia es la investigación que realiza la Procuraduría General de la Nación sobre las anomalías en la lectura, facturación y cobro del servicio de Acueducto y Alcantarillado de Bogotá. Las cifras allí denunciadas constituyen un verdadero escándalo, pues ponen en evidencia no solo la ligereza con que la EAAB ha venido trabajando, sino también el engaño y abuso cometidos con los usuarios. Y no es exageración, por cuanto la Procuraduría ha descubierto que a los empleados encargados de la lectura de los contadores del servicio se les paga por contador leído, lo cual los lleva a llenar las tarjetas sin haber ido a las edificaciones, seguramente desde la comodidad de las salas de su casa o quizá mientras charlan con un amigo en un restaurante. Inevitablemente, esta forma es equivocada. Si se quiere establecer un estímulo, la Empresa de Acueducto debería premiar al empleado cuya zona reciba menos reclamos.

26 de julio 1993 , 12:00 a.m.

Pero, aparte de todas estas irregularidades, es más grave aún lo que la Procuraduría descubrió: que, a sabiendas de que los recibos no corresponden al verdadero consumo, la Empresa los distribuye, para luego hacer pasar por un verdadero calvario a los usuarios que con justa razón se acercan a reclamar.

Todo esto, realmente, raya en lo inverosímil. En un solo bimestre la Empresa de Acueducto expidió, en forma irregular, 185.333 facturas. Y desafortunadamente el usuario sabe que tiene que pagar primero y reclamar después. De lo contrario, estará expuesto a que le corten el servicio por falta de pago . Mas los reclamos se quedan, en su gran mayoría, en una inútil pérdida de tiempo, de energías, de transporte, y en el consabido altercado con los empleados de ventanilla.

Bien ha hecho la Procuraduría General de la Nación en abrir esta investigación, que atañe a toda la ciudadanía bogotana. Y debe continuar en esta tarea, sin ahorrar esfuerzos y sin consideración con los negligentes, pues al parecer están cometiendo una verdadera arbitrariedad.