Archivo

PEDRO POR SU CASA:

25 de julio 1993 , 12:00 a.m.

Caracol tiene una estrella en el Amazonas. Pedro Bernal dice que se siente profeta en su tierra. Es locutor, animador, maestro de ceremonias, músico, compositor y cantante. Su historia es consecuente con su origen y con su entorno. Madre brasileña, padre nariñense, en su sangre musical se entremezclan el furor de la samba y la melancolía de los aires andinos. Durante mucho tiempo, con un singular grupo de músicos trashumantes, se dedicó a navegar el Amazonas y a detenerse en cada población ribereña para recoger el hálito de los ritmos indígenas, las leyendas de los pescadores, las costumbres de los colonos. Colombia, Perú y Brasil, unidos por el río, fueron suministrándole ingredientes para componer temas musicales amazonenses en los cuales se advierte la mezcla de los elementos nativos. Dueño de una hermosa voz grave, armoniosa, interpreta todo un repertorio internacional pero hace énfasis en sus temas, que hablan de cómo el río y la selva nutren a la gente que humaniza el paisaje. Lejos de los promotores de discos, de los periodistas que pueden apoyar la labor de los artistas populares, piensa que es hora de dar a conocer su trabajo, porque cree que así como el mar Caribe inspira cumbias, mapalés y ritmos tropicales que le dan la vuelta al mundo, el Amazonas tiene su propia música, genera ritmos vitales que no deben permanecer inéditos .