Archivo

SOLUCIÓN DE CALIDAD PARA ESTRATOS BAJOS

La vivienda de interés social se caracteriza por ofrecer precios bajos y espacios relativamente reducidos. El mercado ofrece gran variedad de viviendas para escoger, según las necesidades y gustos del comprador, quien decide qué es lo más conveniente de acuerdo con sus ingresos. Los constructores, por su parte, juegan con el espacio para otorgar la mayor comodidad posible al usuario. Las áreas construidas van desde los 44 hasta los 57 metros cuadrados. Los precios también varían en proporción directa con la zona: están entre los 8.150.000 y los 11.000.000 de pesos

24 de julio 1993 , 12:00 a.m.

Estas soluciones se encuentran en sectores centrales y periféricos de la ciudad en dos modalidades: casas y apartamentos. Todas gozan del subsidio del Instituto Nacional de Vivienda de Interés Social y Reforma Urbana (Inurbe).

Otro reglón importante dentro de las soluciones de vivienda social son los materiales de buena calidad que se están utilizado en sus acabados y en general en toda la obra. Estos elementos se convierten por momentos en los mejores aliados de las ventas, pues contribuyen a dar un tratamiento agradable al conjunto habitacional.

La mayoría de urbanizaciones visitadas por EL TIEMPO ofrece tres alcobas, un baño, sala-comedor, zona de lavandería y, en algunos casos, patios con espacios para ampliar la vivienda, como en Altos de Chuniza, situada en la carrera 54 este con calle 88 sur.

Es bueno aclarar que todas las soluciones de vivienda se entregan totalmente terminadas, es decir que no están en obra gris, lo cual le da cierta ventaja al comprador porque no tendrá que meterse la mano al bolsillo para terminarlas, salvo que desee hacer algún tipo de mejora o ampliación.

Algunos usuarios se quejan de la inseguridad de los sectores aledaños a su lugar de residencia, problema que se les sale de las manos a los constructores.

Uno de estos casos es el de las urbanizaciones situadas cerca de zonas conocidas por su alta peligrosidad. Un ejemplo claro es la urbanización Altos del Sol, situada en la carrera 3a. con calle 5a. sur, vecina del barrio Las Cruces.

Muchas de estas situaciones terminan por solucionarse gracias a la capacidad de adaptación del usuario. Lo importante es tener la casita , afirman los compradores. Pero la casita tiene otros pequeños detalles que constituyen los pros y los contras. Algunas urbanizadoras las entregan con alfombra en las alcobas y baldosas en las cocinas; otras, en cambio, no ofrecen estos acabados.