Archivo

EL NORTE, TODO UN PASEO!

En Bogotá, para divertirse con la familia los fines de semana, solo hay que mirar al norte. En un sencillo recorrido, cuyo eje central es la autopista, es fácil encontrar varios lugares en los cuales las personas de diferentes edades pueden pasar ratos inolvidables.

24 de julio 1993 , 12:00 a.m.

Durante los fines de semana, algunos sitios que están muy cerca de la importante vía cobran vida con atracciones especiales. Son parques diseñados para las familias que buscan distracciones diferentes.

Aquí están algunas sugerencias para que la gente las tenga en cuenta a la hora de salir a pasear un sábado, un domingo, o un festivo. No hay que olvidar que la brújula debe marcar siempre el norte...

Rodeolandia y..

Uno de los lugares más llamativos es Rodeolandia, que tiene treinta atracciones, entre las que se destacan los carros chocones y el ciclomonorriel , un ingenioso vehículo que recorre 300 metros de distancia a una altura del piso de seis metros.

El ciclomonorriel es autopropulsado mediante pedales, y para que mantenga una velocidad constante deben participar tres personas. Para las familias es ideal, ya que durante el trabajo de moverlo se integran.

Aparte de eso, en Rodeolandia también está la Galería del Juego, apropiada para concursar y ganar algunos premios, así como los aviones supersónicos, las sombrillas voladoras y el supertobogán espacial.

El parque también ofrece una manada de 25 caballos pony, apropiados para que los niños tengan una cabalgata sin riesgos, y el Expreso Rodeolandia, un tren que funciona con gasolina, para llevar a los visitantes a una de las secciones más atractivas de Rodeolandia.

Se trata de Diverciencia, donde los niños se familiarizan fácilmente con todos los fenómenos físicos que ocurren en la naturaleza. Por ejemplo, allí conocen todas las propiedades y usos de la energía solar, de la energía hidráulica, de la energía eólica...

El Multiparque En el kilómetro 16 de la autopista norte hay otro sitio para el esparcimiento familiar: el Multiparque, con más de noventa juegos en los cuales es necesario el uso de la fuerza humana, pues para su funcionamiento no se utiliza otro tipo de energía.

Allí es necesaria la integración de la familia, porque los aparatos tienen que ser operados por varias personas. Así ocurre con los gigantescos columpios de más de ocho metros de altura, o con otras diversiones como los carros y las carretillas que tienen que empujar los adultos.

En el Multiparque, además, hay una pista de karts, una piscina con botes a motor, apropiados para los niños, y un sitio especial donde los pequeños pueden apreciar cómo nacen los pollitos.

Guaymaral Justo enseguida, en dirección hacia el norte, está el parque de Guaymaral, con una pista de ciclo cross, y otra para carros a escala, manejados a control remoto. En este parque también hay caballos para que los niños cabalguen ...

Aparte de eso, el parque tiene los tradicionales aparatos infantiles como los columpios, los rodaderos, la rueda y los balancines.

El Jaime Duque Un poco más apartado de la ciudad, pero más atractivo, está el parque Jaime Duque, frente a la población de Sopó.

Allí, la gente disfruta de amplias zonas verdes. Hay un zoológico, cuyos animales están en estado de semilibertad, y otras atracciones como el mapa de Colombia, en alto relieve, el más grande del país.

También hay una ciudad de hierro para los niños y museos que cuentan historias como la del origen del hombre y su evolución, las Mil y Una Noche...

Así que solo hay que tomar la decisión de salir siempre por la autopista norte a divertirse en familia!.