Archivo

NUEVAS NORMAS PARA EXPEDIR LICENCIAS

El procedimiento para obtener licencias de obra será modificado en el Distrito Capital como consecuencia de la reciente expedición del Decreto Nacional 1319 del 9 de julio de 1993, norma que deroga el Decreto 958 de 1992. La Licencia se define como un acto administrativo que autoriza la construcción o demolición de edificaciones y la urbanización de predios con base en las normas urbanísticas y/o arquitectónicas y especificaciones técnicas vigentes. Esto es lógico y diferente de la definición contenida en el Decreto 958, que de manera errónea la entendió, en parte, como la definición de las normas para cada predio.

24 de julio 1993 , 12:00 a.m.

Según el nuevo Decreto, el acto de información de las normas al interesado, se denomina Delineación Urbana, con una vigencia de 12 meses. Si dentro de este término es radicada la petición de licencia, esta sería expedida con la sola presentación de los documentos requeridos y sin la aprobación de los planos.

El acto que autoriza la ampliación, modificación, adecuación y reparación, se denominará permiso.

De los vecinos Ningún concepto nuevo aporta el Decreto 1319, ni podrá hacerlo legalmente la norma de trámites que debe modificar al Decreto 566 de 1992, con respecto a la comunicación y notificación de vecinos como podría pensarse.

A partir de la Ley 9a. de 1989, que respeta todas las disposiciones del Código Contencioso Administrativo sobre la actuación iniciada por solicitud de un particular, nuestro legislador aclaró que los vecinos en general, sí son interesados directamente en la actuación para la expedición de una licencia.

Además, el Decreto 1319 limitó tal concepto a los colindantes, pero introdujo dentro de este concepto no sólo a los propietarios, sino a los poseedores y tenedores.

Es decir, con sujeción a la Ley 9a. de 1989 y al Código Contencioso Administrativo, ordena comunicar previamente a los vecinos dentro de los cinco días siguientes a la expedición de la Licencia, para que se hagan parte en la actuación. Esta comunicación no implica consulta sobre la expedición de la licencia.

Ante esta definición de vecino, es muy delicada la reglamentación que hagan las entidades competentes, con respecto a la manera operativa como se realizarán las comunicaciones a las personas afertadas.

Los titulares de las Licencias, los vecinos y los demás terceros, podrán interponer los recursos de Ley contra las licencias, en memoriales sustentados y cumpliendo los requisitos. Iniciación de la obra De conformiad con la norma, la obra podrá iniciarse una vez la licencia quede en firme y se pague el impuesto de delineación.

La nueva norma resucita la aplicación del silencio administrativo positivo. Figura prevista para amparar al solicitante de la licencia frente a la demora de la administración en el trámite.

Igualmente se hace claridad de que proceden los recursos del Código Contencioso, o sea reposición, apelación y queja.