Archivo

AVANZA PACTO EN FRANJAS AGRÍCOLAS

Los países andinos lograron avanzar en la armonización de las franjas de precios para los productos agropecuarios al lograr que Venezuela hiciera un giro radical en el esquema que viene aplicando para proteger el sector agropecuario de los cambios en los precios internacionales. Fue lo que se acordó en la la reunión del Consejo Agropecuario Andino, que concluyó ayer en Caracas.

24 de julio 1993 , 12:00 a.m.

Los viceministros de Agricultura de Colombia, Bolivia, Ecuador, Perú y Venezuela, intercambiaron ideas sobre la metodología para la aplicación de las franjas de precios, la cobertura del mecanismo y los mercados de referencia para los productos incluidos.

Sin embargo, aún existen diferencias por el modo como cada país viene calculando la franja de precios. Por esta razón, una comisión técnica será la encargada de analizar las alternativas posibles para lograr la plena armonización de las franjas.

En la actualidad la franja tiene una vigencia de seis meses. Los ministerios de Agricultura observan los precios internacionales, semanal o quincenalmente, para establecer el precio oficial de referencia, que es la base sobre la cual se liquidan los derechos de importación.

Alrededor de esta metodología han surgido las diferencias entre los países. Colombia y Ecuador hacen el cálculo con base en precios reales (descuentan la inflación).

Venezuela, por su parte, no descuenta la inflación internacional, por lo tanto toma los precios en términos corrientes. El mecanismo venezolano contempla un descuento del 5 por ciento anual sobre la serie de precios internacionales.

Según el Ministerio de Agricultura colombiano, el nivel de estabilización que se logra en Venezuela es menor que el alcanzado en nuestro país y le da al mecanismo un carácter transitorio, mientras que el colombiano y el ecuatoriano son permanentes.

De otro lado, la franja peruana se fija con base en un promedio de los precios internacionales, cuya aplicación ha variado constantemente durante los últimos tres años, dependiendo de las coyunturas y objetivos de la política agropecuaria.

El Consejo Agropecuario volverá a reunirse el próximo 6 de agosto en Lima (Quito), con el fin de decidir acerca de las implicaciones de política económica que resulten del mecanismo adoptado por el comité técnico.