Archivo

GAVIRIA DEFIENDE SUS VIAJES POR EL PAÍS

El presidente César Gaviria defendió aquí las visitas que hace a distintas secciones del país para llevar la presencia del Estado y rechazó a quienes critican estos desplazamientos y las inversiones de su administración en zonas necesitadas. Gaviria, que ayer hizo su segunda visita a Medellín en menos de un mes, exaltó la labor desarrollada por la Consejería Presidencial para esta ciudad y dijo que no puede compartir criterios ni opiniones que juzgan mal la presencia de la Presidencia en zonas del país donde se han presentado situaciones críticas. Dijo que quienes así piensan carecen de grandeza, amor a la Patria y visión de futuro.

24 de julio 1993 , 12:00 a.m.

Estas últimas palabras fueron interpretadas en algunos sectores como una aparente respuesta del Presidente a las críticas que hicieron esta semana dirigentes del conservatismo durante el Congreso Programático de ese partido, donde lo acusaron de intervenir en política a través de sus viajes por el país.

Al mismo tiempo, Gaviria expresó que no cree en una pronta entrega del jefe del cartel de Medellín, Pablo Escobar, a las autoridades. No creo que estemos al borde de una entrega de Escobar. Pero, si se va a entregar, esta vez será sin ninguna clase de condiciones y se tomarán las medidas que sean para que permanezca en la cárcel. De los errores anteriores, hay cosas que aprendimos y estoy seguro de que no se repetirán , dijo el presidente Gaviria.

Igualmente, invitó a los grupos guerrilleros que operan en el nordeste Antioqueño para que se reintegren a la sociedad y permitan que la paz retorne a la región.

También, Gaviria reiteró la clara soberanía que tiene Colombia sobre las islas de San Andrés y Providencia y explicó que las soluciones al problema del diferendo limítrofe con Venezuela se buscan por medio de las conversaciones y el diálogo directo.

Gaviria visitó ayer a Antioquia, donde inauguró un complejo agroindustrial en la población de Vegachí y dio al servicio otras obras en Medellín.

Al inaugurar en Medellín la unidad de servicios de la Caja de Compensación Familiar de Antioquia (Comfama), que con una inversión de cerca de mil millones de pesos beneficiará a más de siete barrios de la comuna nororiental, el presidente se refirió a sus viajes.

Dijo que hay quienes juzgan mal el esfuerzo de la Presidencia de la República cuando ésta hace presencia decidida en las zonas del país donde se han presentado situaciones críticas y problemáticas complejas.

No podemos compartir esos criterios ni opiniones que como estas, carecen de grandeza, amor de patria y visión del futuro.

La existencia de programas especiales como el de Medellín es precisamente una prueba de cómo el Gobierno nacional se compromete a fondo con la gente de Colombia, y apoya los esfuerzos locales para superar situaciones críticas .

Al referirse al evidente proceso de pacificación de la ciudad, Gaviria dijo que mira con simpatía los esfuerzos que están haciendo las comunidades de los barrios de la capital paisa, para encontrar nuevas formas de convivencia ciudadana.

El ejemplo que hace apenas una semana dieron los jóvenes de un barrio que sufrió mucho, que fue víctima de los desastres de la naturaleza y de la violencia humana, puede y debe reproducirse a lo largo y ancho de toda Colombia. Los muchachos de Villatina se comprometieron solemnemente a no recurrir a la violencia, a trabajar por el progreso del barrio, a buscar solidariamente la solución a sus problemas .

El presidente destacó la rebaja del 15,3 al 12,2 por ciento en el desempleo de Medellín. Al finalizar la tarde, Gaviria inauguró la Casa de Convenciones El Capiro y el Vivero Escuela, localizados en la Unidad de Servicios Comfama del oriente, en el municipio de La Ceja.