Archivo

CÓRDOBA, GANADO AL MEJOR POSTOR

Después de muchos años de enfrentar problemas de inseguridad en los desplazamientos a fincas, del engorroso traslado de ganado a Medellín y de los numerosos intermediarios, los ganaderos de Córdoba han encontrado una sencilla y eficaz alternativa para la comercialización de sus reses. Bajo la coordinación de la Federación Antioqueña de Ganaderos (Fadegán), y con el apoyo de la Gobernación de Córdoba, se viene realizando desde hace un año en Montería una subasta ganadera cuyos resultados económicos han sobrepasado los estimativos iniciales.

24 de julio 1993 , 12:00 a.m.

La subasta es una forma de comercialización directa que fue importada de Costa Rica por Fadegán. Esta alternativa permite que el mismo criador inscriba su ganado y lo venda sin intermediarios.

El sistema funiona de la siguiente manera: después de ser inscrito, el lote de ganado es llevado por el propietario hasta el coliseo de ferias de Montería entre las 8 de la mañana y las dos de la tarde. En el coliseo el ganado es pesado y una comisión calcula un precio base por kilo.

La comisión está conformada por un ganadero, un representante del frigorífico y un representante de Fadegán.

Posteriormente, el lote de ganado es sacado a la subasta. Empiezan las pujas y hay un martillo manejado por Fadegan. Los postores ofrecen de diez pesos en diez pesos por kilo. Cuando sólo queda una oferta que se considera la mejor se adjudica el lote. El pago es de contado.

Lo moderno Ramiro Cabrales, gerente de Fadegán en Montería, dice que la subasta es una comercialización moderna de los ganados mediante la cual el ganadero está vendiendo y comprando por kilos lo que está produciendo. No está vendiendo a ojo sino lo que realmente está produciendo. La ganancia queda directamente en el criador .

Anteriormente, dijo Cabrales, el ganadero sólo tenía dos alternativas para comprar y vender lotes de reses: la compra directa en los corrales de las fincas, que resultaba inseguro debido a la creciente ola de secuestros y el envío de ganado a la Feria de Medellín, lo que iba en detrimento de la calidad del ganado.

Entre otras garantías, los organizadores de la subasta aseguran el paga de contado, tanto para la compra como para la venta. Igualmente, garantizan la compra del lote si no encuentra un postor.

Ha sido tanto el éxito de la subasta que ya sobrepasó los límites de Córdoba. Actualmente, en la subasta participan ganaderos de los Llanos Orientales, de Bogotá, del Valle del Cauca, Risaralda, Caldas, Magdalena Medio y Medellín.

Ahora dice Cabrales estamos negociando en cada subasta un promedio de 2. 200 animales. Cuando empezamos ese promedio llegaba a 500 ó 600. Además, la subasta se hacía cada 15 días y hoy es semanal .

Una de las ventajas que más ha llamado la atención de los gremios, organizadores y ganaderos, es que ha traído estabilidad en los precios. Esto obedece, dice Cabrales, a que ya no existen los intermediarios que se quedan con las ganancias .