Archivo

DESEMPLEO RÉCORD EN PAÍSES RICOS

El desempleo en las 24 democracias más ricas del mundo se acerca al máximo nivel de postguerra afectando este año a 35,1 millones de personas, el 8,5 por ciento de la fuerza laboral, según la Organización de Cooperación Económica y Desarrollo (OCED). El informe anual del organismo con sede en París proyecta para 1994 un panorama más deprimente aún, en que el número de desempleados podría llegar a 35,7 millones, el 8,6 por ciento de la fuerza laboral. El récord de postguerra fue de 8,75 por ciento.

21 de julio 1993 , 12:00 a.m.

Aunque parte de la culpa se atribuyó a la recesión mundial, la OCED también responsabiliza en gran parte al desaliento del desempleado a largo plazo, con pérdida de destreza y posterior retirada del mercado laboral.

El panorama general es bastante positivo para Estados Unidos. La organización calcula que el desempleo se reducirá del 7,4 por ciento en 1992 al 7 por ciento este año y el 6,5 por ciento en 1994.

Pero en Europa, donde el desempleo a largo plazo se ha dado con más fuerza y muchas economías permanecen en recesión, la tasa de desempleo va a aumentar del 9,9 por ciento en 1992 al 11,4 por ciento este año y 11,9 por ciento en 1994.

La relativamente baja tasa de desempleo de Japón muestra un alza constante, del 2,2 por ciento en 1992 al 2,5 por ciento este año y 2,6 por ciento en 1994, dice el informe.

Añade que aunque algunos países pueden salir de la recesión mundial para fines del próximo año, la recuperación económica podría no representar mucho beneficio para los desempleados a largo plazo.

Se denominan así a los que permanecieron más de seis meses sin empleo, y equivalen a casi la mitad de los desempleados de Europa. Su número se elevó considerablemente en muchos países desde que se empezó a sentir la recesión en 1991.

Otro factor que impulsa las tasas de desocupación está constituido por los generosos beneficios por desempleo y la renuencia de los empleadores en contratar trabajadores de tiempo completo con derecho a costosos beneficios, dice el informe.

El desempleado a largo plazo también experimenta una desactualización de su destreza y falta de capacitación en nuevos métodos.

El informe hace notar que los ingresos aumentaron más en la década de 1980 para los graduados universitarios que para los trabajadores menos capacitados, especialmente en Estados Unidos y Gran Bretaña.

La OCED explicó la desigualdad por el importante ingreso de jóvenes en el mercado laboral en la década de 1980, presionando una baja de la paga y aumentando la demanda por graduados universitarios en la mayor parte de las ocupaciones.