Archivo

UNA GRAN ACROBACIA DE ADOBE SYSTEMS

Un producto de software llamado Acrobat, que apenas está llegando al mercado en Estados Unidos, derribó una de las grandes barreras de comunicación entre computadores: permite que los equipos Macintosh y Windows intercambien documentos completamente formateados a través de redes, independientemente de las aplicaciones y los tipos de letra que se encuentren en la máquina receptora. No suena como una gran hazaña. Pero lo es. Peter Lewis, columnista de The New York Times, dice: El programa es un logro técnico impresionante e innovador. Promete agregar una nueva dimensión a la forma en que las personas se comunican a través de redes de computadores .

19 de julio 1993 , 12:00 a.m.

Acrobat es una creación de la compañía Adobe Systems Inc., de Mountain View (California, Estados Unidos). La importancia de Acrobat radica en las complicaciones que hoy tiene el intercambio de documentos, hasta de los más sencillos, entre los computadores Macintosh y los que trabajan bajo ambiente Windows. El problema está en que los dos sistemas emplean formatos de archivo diferentes, que es como si hablaran distintos idiomas.

Lewis explica que, hasta ahora, la forma más segura, pero dispendiosa, de comunicarse es dividir la información en un dialecto primitivo de computador llamado ASCII, que reduce la información a texto básico y caracteres de números. La comunicación a través de ASCII elimina la riqueza del formateo de los documentos, incluyendo la utilización de diferentes tipos de letra, gráficas y distribuciones de página. La mayoría de los mensajes de correo electrónico se transmite en ese formato.

En cambio, Acrobat puede destilar la imagen de la página terminada hacia un formato nuevo conocido como PDF (Formato de Documento Portátil o Portable Document Format), que posteriormente puede verse en cualquier computador que tenga software Acrobat Reader , dice.

Acrobat Reader es uno de los componentes del producto. Porque en realidad Acrobat no es un solo producto sino una familia de módulos separados: Acrobat Reader, Acrobat Exchange, Personal Distiller...

Lo que hacen estos módulos es trabajar en grupo para convertir un documento complejo, con texto, gráficas, fotografías y demás elementos, en una nueva clase de archivo que no depende de ningún tipo de computador, sistema operativo o aplicación.

La función de Distiller, por ejemplo, es transformar los archivos formateados en un documento PDF. La única condición para la conversión es que el archivo original debe estar en formato Adobe Postscript.

Postscript es otra tecnología de esta compañía, que sirve para describir cómo lucirá una página cuando se imprima o se exhiba en pantalla, y que se ha convertido en el estándar de documentos usados por artistas gráficos y editores, según Lewis.

Una ventaja adicional de los archivos PDF es que también se comprimen, lo que minimiza el uso de espacio en memoria. Según Lewis, aunque el documento incluya fotografías a color, que consumen cientos de kilobytes de espacio cada una, Acrobat las comprime en unos pocos kilobytes, sin sacrificar la calidad.

La compresión permite que los documentos sean almacenados y recuperados rápidamente, para enviarlos a través de la red a gran velocidad , dice.

Sin embargo, Acrobat tiene limitaciones. Una de ellas es que los documentos son para lectura únicamente; se pueden observar, pero no es posible editarlos. Pero Exchange, otro de los módulos, intenta compensar eso permitiendo al usuario realizar anotaciones con notas adhesivas electrónicas . Otra debilidad de Acrobat es que la magia funciona solamente con documentos PostScript.

Pero estas limitaciones se minimizan ante las ventajas que puede ofrecer el producto a compañías que cuentan con máquinas Windows y Macintosh, y que deben distribuir documentos formateados entre los empleados, o entre clientes a través de modem o correo electrónico (Acrobat también permite estas dos últimas opciones).

Con Acrobat, los documentos enviados desde un computador central aparecerán idénticos al original tanto en los equipos Macintosh como en los PC que trabajan bajo Windows.

La próxima acrobacia de Adobe Systems será lanzar este año versiones del programa para ambientes DOS y Unix. Adaptado de The New York Times.