Archivo

EXPORTAN MÁS Y GANAN MENOS

El sector exportador, que se pensaba era uno de los más golpeados por la política de ajuste del Gobierno, tuvo un dinámico comportamiento en producción y ventas en el segundo trimestre. Sin embargo, parece que este esfuerzo se hizo en buena parte a costa de las utilidades, ya que mientras el 73 por ciento de los entrevistados registra estabilidad o aumentos en las ventas, poco más de la mitad (55 por ciento) afirma que sus utilidades bajaron entre abril y junio.

18 de julio 1993 , 12:00 a.m.

Esto se puede explicar porque los empresarios están recibiendo menos pesos por sus ventas al exterior, como consecuencia del menor ritmo de devaluación de la moneda y por la caída en los precios internacionales de gran parte de la oferta exportable.

Con respecto al primer punto, parece que los exportadores ya asimilaron la política cambiaria del Gobierno, así continúen haciendo esfuerzos para tratar de que las autoridades monetarias aceleren el ritmo de devaluación.

Y la revaluación? Aunque la variación en la tasa de cambio sigue siendo un problema para casi la tercera parte de los encuestados, de éstos sólo el 15 por ciento lo coloca como la primera de sus preocupaciones.

Algo similar sucede con la baja demanda, que ha cobrado mayor importancia a medida que pasan los meses.

En este caso, la baja demanda se origina por la recesión en los países desarrollados, en especial en Estados Unidos, el principal destino de las exportaciones colombianas.

No obstante, en materia de producción los exportadores permanecen prácticamente en los mismos niveles de comienzos de año. Mientras en el primer trimestre este indicador se mantuvo estable o con aumentos para el 67 por ciento de los entrevistados, entre abril y junio esta tasa fue de 69 por ciento.

En cuanto a ventas, hubo un fuerte descenso. Hasta marzo crecían para el 58 por ciento de los encuestados y en junio sólo para el 34 por ciento.

En la generación de empleo no hubo cambios considerables. El 49 por ciento de las empresas reportó estabilidad, y sólo el 27 por ciento disminuciones.

Buenas perspectivas Las perspectivas para el trimestre que comienza son prometedoras. El 52 por ciento opina que sus ventas aumentarán, y sólo el 16 por ciento que van a caer.

En producción también hay una mejoría. El 45 por ciento cree que van a crecer, y el 31 por ciento que permanecerán iguales al segundo trimestre.

Lo que es más significativo del sector: hay mayor confianza en que se van a recuperar las utilidades de las empresas o por lo menos, que no van a empeorar.

Sin embargo, parece que muchos de los que dijeron que habían caído en el período abril-junio, consideran que sus ganancias van a permanecer estables hasta septiembre.

A diferencia de lo sucedido hasta junio, cuando más de la mitad dijo que sus ganancias habían caído, sólo el 24 por ciento de los exportadores opina que sus utilidades disminuirán entre julio y septiembre, mientras que el 40 por ciento estiman que habrá una relativa estabilidad.

Con respecto al empleo, se espera que no se registren cambios importantes, ya que el 57 por ciento espera mantener su planta de personal sin modificaciones en los próximos meses.

No obstante el relativo optimismo, muchos exportadores consideran que si la revaluación continúa, el futuro a más largo plazo no será prometedor.