Archivo

20 BAJAN LOS COSTOS DEL AGRO

El viceministro de Agricultura, Santiago Perry Rubio, dio a conocer en el Meta los delineamientos básicos del Plan de Choque Tecnológico, el cual hace parte del programa de reactivación del sector agropecuario diseñado por el Ministerio de Agricultura. El acto tuvo lugar durante un día de campo, organizado por el Instituto Colombiano Agropecuario (ICA) el sábado pasado, en el Centro de Investigación La Libertad, en Villavicencio.

19 de julio 1993 , 12:00 a.m.

Allí se congregaron representantes de los diferentes gremios agropecuarios de la zona, quienes acaloradamente le denunciaron al viceministro que la Caja Agraria continuaba embargando a los productores desconociendo la política de refinanciación crediticia que actualmente tiene dicha entidad.

En el municipio de Cabuyaro se realizaron 70 embargos. Igualmente, en Granada se practicaron otros 60, según lo denunciaron los propios productores y dirigentes de la Asociación Nacional de Usuarios Campesinos.

En una de las diligencias de embargo, realizadas por el juzgado Promiscuo Municipal de Puerto López, les fueron embargados a un agricultor bultos de semillas, abono y hasta una bicicleta. Casos similares se han presentado en otras diligencias, señalaron indignados los agricultores. Por su parte, Perry Rubio calificó de absurdas tales acciones de la Caja Agraria en esa zona, y dijo que se deben a la falta de información en torno al programa de refinanciación crediticia que actualmente adelanta la institución.

El plan de choque tecnológico, con el que pretende el Gobierno reducir los costos de producción agropecuaria hasta en un 20 por ciento, trasladará a los agricultores y productores pecuarios más afectados por el proceso de apertura todos los adelantos tecnológicos que posee el ICA. El Plan, según el Gobierno, beneficiará a unos 500 mil agricultores agropecuarios.

Inicialmente se estableció un diagnóstico, según el cual los altos costos de producción, la disminución de la rentabilidad y del área sembrada y la limitada adopción de tecnología, constituyen la problemática general del sector agrícola.

El plan establece como prioridades para recuperar la rentabilidad agrícola la utilización de semillas certificadas, junto con una fertilización técnica y el uso de especies y variedades recomendadas para cada tipo de región.

Igualmente, plantea la nececesidad de utilizar un sistema de siembra apropiada, mejorar los sistemas de cosechas y hacer un manejo integral del cultivo para eliminar plagas, enfermedades y malezas.

El resultado final, según el plan, debe ser el aumento de los rendimientos manteniendo estables los costos de producción, y la disminución de éstos, manteniendo estables los rendimientos.

Inicialmente se ha dado a conocer un programa tecnológico para la producción de arroz, sorgo, soya, maíz, yuca y plátano. Contiene todo lo concerniente a la selección de las variedades, la ubicación de los lotes, la adecuación del terreno, el control de las malezas, fertilización, manejo de plagas y enfermedades, cosecha, postcosecha y rotación de cultivos.

En cuanto al manejo de bovinos, el programa ofrece alternativas tecnológicas para la reducción de los costos, como la disminución de la edad para el sacrificio, de 36 a 26 meses, y el incremento de la capacidad de carga al pasar de 1,5 a 3 cabezas por hectárea, entre otras.