Archivo

TERMINÓ LA GUERRA DE LOS PEPES

Se trata de una guerra que terminó sin vencedores ni vencidos y en la que los contendientes terminaron como socios y en un afectuoso apretón de manos que encierra convenios multimillonarios. En la guerra de marcas de los yines Pepe de Colombia e Inglaterra, el arsenal lo componían argumentos jurídicos y convenios comerciales internacionales que argumentaron las partes para demostrar quién tenía la legalidad de la marca.

19 de julio 1993 , 12:00 a.m.

Ahora, ambas compañías se fusionan para la producción y distribución de las prendas en Colombia. El convenio fue firmado en la Notaría 41 de Bogotá. Atrás quedaron unas veinte demandas de parte y parte en por lo menos siete países.

La calidad de los yines producidos en Colombia, reconocida por los ingleses, y la posibilidad que vieron los empresarios colombianos de ampliar su producción y artículos posibilitaron los acuerdos.

También facilitaron el acuerdo las ventajas que brinda la apertura económica, que permite importar unos 800 productos de Pepe UK, Pepe Clothing y Pepe Group que serán distribuidos por las compañías que preside Wady Nader.

A esto se suman los acuerdos comerciales firmados por Colombia con México, Venezuela, Ecuador y los beneficios arancelarios con la Comunidad Económica Europea. La idea es aprovechar esas ventajas para exportar desde Colombia los yines Pepe de la firma inglesa.

Nader destacó la defensa que de la marca colombiana hizo el ministro de Comercio Exterior de Colombia, Juan Manuel Santos.

Por el momento, Pepe de Colombia tiene la exclusividad de producir los yines Pepe y distribuirlos en el país. La planta de Cali emplea a unas 700 personas y, antes de tres meses, estarán en operación otras dos para ampliar la producción.

El proyecto requiere una inversión de 500 millones de pesos. Cremalleras, tela y botones, entre otros insumos, serán importados de las plantas inglesas de Pepe en Estados Unidos, Hong Kong y Londres.

Nader, presidente de Pepe Internacional de Colombia, dijo que las dos nuevas plantas de Cali permitirán elevar la producción de yines a las 700 mil unidades y generar unos 250 empleos directos.

Expertos estiman que la guerra de marcas y patentes entre ambas empresas llevó a erogaciones por casi tres millones dólares a la firma inglesa y 200 millones de pesos a Pepe Internacional de Cali.

El arreglo, que permitió la firma de unos treinta acuerdos de más de mil páginas, implica que Pepe inglés desmonta la distribución de los yines desde Panamá.

Nader dijo que se adelanta el montaje de diez almacenes, seis de ellos en Bogotá y otros tres en Cali, para la distribución de chaquetas, yines, camisas, pantalonería, overoles, slacks y calzado importado de las plantas inglesas de Pepe en varios países. Esta firma produce 13 millones de unidades de yines y factura por esta sola prenda hasta 260 millones de dólares.

Sin embargo, la publicidad que tuvieron los yines Pepe a raíz del litigio por la marca fue aprovechada por otros empresarios que la plagiaron e inundaron el mercado con sus productos. De las mutuas demandas, los Pepes se unen para demandar ahora a los productores que están plagiando la marca.

De acuerdo con Nader, de haber seguido el litigio por marcas y patentes, hubiera demorado unos tres años más. Se evita así el desangre económico a que estaba llevando la guerra de las marcas, iniciada hace más de dos años.

Pepe inglés es el segundo mayor productor de jeans en el mundo, después de Levys.

Colombia queda así, junto a Estados Unidos y Hong Kong, entre los únicos productores del yin Pepe en el mundo. Desde diciembre se definían los términos del convenio.

Para evitar suplantaciones, se decidió cambiar el logotipo que identifica a la prenda. En adelante, tendrá una sola imagen.