Archivo

PASCAL LINO SALVÓ LA PATRIA ...

Pascal Lino obtuvo ayer el primer triunfo por un francés en una etapa del Tour de Francia-93, mientras que el español Miguel Indurain se mantuvo al tope de la clasificación general al cabo de 14 etapas. Lino venció en el sprint final al italiano Giancarlo Perini. Ambos dejaron atrás al belga Johan Bruyneel y a los italianos Mario Chiesa y Gianni Faresin en los últimos kilómetros del recorrido de 223 kilómetros entre Montpellier y Perpiñán.

19 de julio 1993 , 12:00 a.m.

Los cinco ciclistas se habían separado del pelotón principal en los kilómetros iniciales.

El grupo principal, que incluyó a todos los favoritos, llegó con un retraso de más de 16 minutos y no se registraron cambios entre los punteros.

Luego de derrochar energía en los tramos montañosos durante las dos etapas anteriores, los líderes corrieron con calma y dejaron que otros ciclistas, que no presentan peligro en la general, se hicieran cargo de la etapa.

El ciclismo francés vagaba por la penumbra y por fin atisbó al fondo la salida del túnel. El último triunfo francés en un Tour fue el de Bernard Hinault en 1985 y en la actualidad no hay ningún galo que brille en una época en la que el dominio del español Miguel Indurain es absoluto.

El mejor clasificado en esta edición es Jean Philippe Dojwa, que ocupa el puesto 16 y hasta ayer ningún francés había ganado una etapa en la carrera a través de la cual Francia proyecta al exterior gran parte de su orgullo nacional.

Lino logró en Perpiñán el primer triunfo francés en este Tour y mató dos pájaros de un tiro al conseguir una victoria que necesitaba como agua de mayo su equipo, el Festina, abonado a la polémica en la últimas fechas.

Además, eligió muy bien la fecha un día antes de entrar en Andorra, domicilio del patrocinador y de alguna manera hizo olvidar el positivo en el control antidopaue que dio en la última edición de la Amstel Gold Race, cuya sanción seis meses cumplirá después del Tour.