Archivo

UNA HISTÓRICA GOLEADA, 7 A 1

En Puerto Ordaz solo hubo un equipo en el terreno de juego: el de Bolivia que le ganó por amplísimo margen al local. Sánchez y Ramallo, de a dos tantos. Puerto Ordaz (Ansa-AP) Bolivia debutó con una notable goleada de 7-1 sobre Venezuela en el Grupo B de la eliminatoria suramericana al Mundial-94, en un partido jugado en el estadio Cachamay, de Puerto Ordaz, ante unos 20 mil aficionados, que despidieron con silbidos a su equipo.

19 de julio 1993 , 12:00 a.m.

Oswaldo Palencia abrió la cuenta para Venezuela a los 14 minutos, pero Marco Sandy, Miguel Rimba y Luis Cristaldo permitieron a Bolivia ponerse en ventaja 3-1 al término del primer tiempo, mientras que William Ramallo y Erwin Platini Sánchez completaron la gran goleada boliviana con dos goles cada uno, en el período complementario.

Bolivia, dirigida por el técnico vasco Xavier Azkargorta, impuso con notoria facilidad su fútbol técnico con Marco Etcheverry, Erwin Platini Sánchez, Milton Melgar y Julio Valdivieso, figuras de una selección que abrumó a un rival que sorprendió por las tremendas facilidades que dio en su defensa.

Venezuela se lanzó al ataque desde el comienzo y a los 14 Oswaldo Palencia colocó el 1-0 con remate desde casi 30 metros que vulneró la débil resistencia del arquero Rojas.

La salida de Alexander Echenique, lesionado un minuto después, desarmó casi por completo a la defensa venezolana, que comenzó a desnudar gruesas fallas ante los embates de Bolivia.

Bolivia salió en busca del empate, que llegó a los 27, a través de una proyección del defensor Marco Sandy, mientras que otra incursión de otro defensor, Rimba, permitió a la visita avanzar 2-1 en el marcador a los 37.

A los 41 llegó el tercer gol de Bolivia, mediante un potente remate de Cristaldo, desde una posición dudosa, que fue protestada por los jugadores y el público venezolano, que censuró al árbitro costarricense Berny Ulloa.

En el segundo tiempo, el derrumbe venezolano fue completo y cada ataque boliviano dio la sensacion de un nuevo gol: a los 16 anotó Ramallo, de cabeza, ante una falla del arquero; a los 18 fue el turno de Platini Sánchez, a los 22 otra vez Ramallo y a los 26 nuevamente Sánchez.

A esa altura, los jugadores venezolanos pasaron a ser meros espectadores del show de habilidad y poder ofensivo de Bolivia, claro y categórico vencedor.

Síntesis: Venezuela: Gómez; García (H. Rivas), Morales, Echenique (Milillo) y Hernández; Rodríguez, Mathías, Camacho, Morales, Palencia y Dolgetta.

Bolivia: R Rojas; Sandy, Peña, Quinteros y Rimba; Borja, Baldivieso, Cristaldo, Melgar; Etcheverry y Ramallo (Téllez).

Fiesta en Bolivia Miles de personas festejaron ayer en las calles el triunfo 7-1 de la selección de fútbol de Bolivia ante Venezuela, pero los comentaristas deportivos pidieron cautela debido a que quedaban por delante los escollos de Ecuador, Uruguay y Brasil.

Al término del partido, milllares de aficionados se congregaron en el centro de La Paz y otras ciudades para dar vivas al equipo nacional y agitar banderolas en celebración de una de las victorias más espectaculares del fútbol boliviano en una eliminatoria mundialista.

Similares festejos se realizaron en Santa Cruz de la Sierra, a 900 kilómetros al sudeste de La Paz, de donde procede la mayoría de los seleccionados bolivianos.

El secretario general del deporte, Alfonso Toto Arévalo, dijo que si bien el triunfo ante Venezuela se esperaba, no se pensaba que iba a ser tan contundente .

El relator deportivo Remberto Echevarría dijo que Bolivia ha dado un gran primer paso hacia el Mundial , pero pidió cautela ya que quedan partidos pendientes contra Uruguay, Brasil y Ecuador.

Bolivia jugará su segundo partido de la serie el próximo domingo 25 en La Paz, contra la selección brasileña.