Archivo

MONTOYA Y MOR, DOS INVICTOS QUE CAYERON

Los dos invictos de la Copa Chevrolet cayeron ayer en el desarrollo de la tercera válida del torneo, pero tanto Juan Pablo Montoya como Jaime Mor conservaron el liderato del torneo. Nessim Kassem y Luis Oviedo, en expertos y novatos respectivamente, fueron los triunfadores de una jornada en la cual se sacudieron muchos pilotos del dominio de que habían sido víctimas en las dos primeras válidas y quedó en claro que la contienda será mucho más abierta de lo que se pudo pensar en su arranque.

19 de julio 1993 , 12:00 a.m.

Nessim Kassem regresó al podio luego de un año vacío de resultados, capitalizando de manera perfecta su posición en la primera fila de salida, mientras todos sus oponentes inmediatos, Jairo Cifuentes y Andrés Osorio, se enfrascaron en un corto pero intenso duelo con Juan Pablo Montoya.

El sardino volador , menos afortunado esta vez en el sorteo de las máquinas, estaba al mando de un auto de baja musculatura que no le permitió sino defenderse con su mayor incisividad en el tráfico.

Pero no pudo mantener la presión y rápimente Cifuentes y Osorio lo sobrepasaron en una maniobra osada que dejó a Montoya para el resto de la fecha en el cuarto puesto.

Sin embargo, ya en ese momento, Kassem tenía una ventaja de un par de segundos que administró perfectamente, con algunas angustias en la parte intermedia cuando hubo un real descuento de sus opositores. Pero, a su vez, Cifuentes y Osorio, quienes entendieron que la no agresión era la única posibilidad de poder llegar juntos a conectar con Kassem, de todas maneras no se excluyeron de algunas explicaciones, intercambiaron posiciones.

Osorio se presentó segundo, Cifuentes tercero y Montoya cuarto, seguidos a una buena distancia por Bejarano y Luis Jenaro Rico, quien le cedió el segundo puesto en la general a Kassem, el más beneficiado de la fecha.

La carrera de novatos fue mucho más interesante y movida, ya que arrancó con el mando de Edgard Tangarife, autor del pole position. Su dominio no fue largo pues pasó a la punta Camilo Bernal, quien a su vez le dejó la batuta a Luis Oviedo, quien sí pudo mantener la diferencia a su favor hasta la meta.

Tras Oviedo, hubo una buena lucha por las posiciones intermedias en la cual el líder Jaime Mor sacó buen provecho, demostrando su mayor experiencia y olfato para el tráfico.

Al final, Carlos Felipe Arango, utilizando el prado para poder evacuar los mixtos donde Tangarife rodaba, hizo una maniobra muy espectacular y se subió a la cuarta casilla. Con ese marcador, Camilo Bernal se encaramó al segundo puesto de la general y Arango al tercero, en detrimento de Santiago Orjuela, quien rodó en las posiciones intermedias sin opción de defenderse.

No hubo mayores percances en la fecha, aunque sí le dejó a Jaime Guerrero un sabor amargo pues tuvo problemas mecánicas y pasó el domingo lejos de la posibilidad de figurar.