Archivo

COMERCIO SALVAJE

Gran parte de la fauna de nuestras selvas y lugares a donde el poder devastador del hombre empieza a hacer sus incursiones, ha sido cruelmente utilizada para fines lucrativos desde hace tiempos, por cazadores desalmados e insensibles. Ya hay muchas especies prácticamente extinguidas. Hoy las grandes sumas de dinero que representa la búsqueda de especies exóticas, que sirven simplemente como excentricidad en Europa, Asia y los Estados Unidos, incentiva a los depredadores para que arrasen con animales de especies que se encuentran en vía de extinción inminente.

18 de julio 1993 , 12:00 a.m.

La tarea de los ecologistas, guardabosques o guardias de las Instituciones encargadas de proteger nuestros recursos y nuestra fauna, es de gran envergadura y de suma urgencia, por cuanto deben estar alerta para prevenir el acelerado proceso destructivo que se adelanta. No obstante, la ciudadanía también puede colaborar denunciando a los contrabandistas de aves, micos, felinos o cualquier otra especie nativa. No es justo, y no se puede seguir permitiendo el negocio de los empeñados en extinguir cualquier vestigio de belleza natural, en una modalidad a la que se le puede aplicar el término de salvajismo inhumano, sin conciencia ni razón alguna.