Archivo

PARO NACIONAL DEL PODER JUDICIAL EN VENEZUELA

El presidente interino Ramón J. Velásquez enfrentaba ayer el primer conflicto laboral desde que asumió el cargo hace un mes con la decisión de los empleados de los tribunales de realizar un paro nacional en todas las dependencias judiciales. Los empleados decidieron anoche por votación ir a un paro nacional después de agotar las vías jurídicas para lograr un aumento de salario. Y era posible que otros empleados públicos se sumaran a la huelga, dijo María Elena Sanabria, directiva del sindicato.

17 de julio 1993 , 12:00 a.m.

Alrededor de un millón 300 mil empleados públicos podrían paralizar este lunes la administración pública en solidaridad con los empleados judiciales , agregó Sanabria.

El procurador general Ricardo Ernst dijo a la prensa en el Palacio de Miraflores que el gobierno está en una posición conciliadora y que aspira a que el conflicto se supere por la vía pacífica .

Agregó que si los trabajadores insisten en la huelga, el gobierno se verá en la necesidad de aplicar de acuerdo con la ley un decreto de faenas y someterá el conflicto al arbitraje, lo que no beneficiará a los trabajadores .

Buenos vecinos Por otra parte, el presidente de Venezuela, Ramón José Velásquez, afirmó ayer viernes que las relaciones de su país con la vecina Colombia están en el mejor momento de su historia.

Nunca han sido mejores, porque ahora la integración económica ha alcanzado niveles excepcionales, y es un acontecimiento que marcha solo, saliendo de las cancillerías y de los discursos presidenciales , declaró el gobernante a la prensa.

Sobre la reciente advertencia del candidato a la Presidencia colombiana Miguel Maza de que Venezuela puede convertirse en una narcodemocracia , Velásquez señaló que el tráfico de drogas es un problema común a Latinoamérica y debe ser objeto de una masiva movilización conjunta, dentro de una guerra común en su contra.

Por su parte, el ministro venezolano de Defensa, vicealmirante Radamés Muñoz León, calificó de exageración la afirmación de que Venezuela puede convertirse en la principal narcodemocracia de la región y de que el narcotráfico habría penetrado los partidos políticos venezolanos.

El militar atribuyó esta declaración a que estamos en campaña electoral, momento en que se hacen acusaciones sin fundamentos que dañan la imagen de los partidos y de la democracia .

Por último, Oswaldo Alvarez Paz, candidato presidencial del Copei (primera fuerza de la oposición), planteó la idea de consultar a los electores en lo comicios presidenciales de diciembre si desean que el próximo mandatario venezolano convoque a una asamblea constituyente.

La propuesta fue calificada de demagógica por sus oponentes políticos del oficialista Acción Democrática y del Movimiento Al Socialismo (MAS).