Archivo

PUNTO FINAL CON MANO A MANO MENEM-CASTRO

En el último minuto de la III Conferencia Iberoamericana los presidentes de Argentina, Carlos Menem, y de Cuba, Fidel Castro, aún tuvieron energías para emprender la confrontación final. Cuando los asistentes se disponían a escuchar la lectura de la declaración definitiva de la cumbre, Menem sugirió a sus colegas prescindir de ese punto consignado en el orden del día e ir a tomar un descanso a sus hoteles.

17 de julio 1993 , 12:00 a.m.

Su propuesta, sustentada en el hecho de que todos los participantes ya conocían y habían aprobado el contenido del documento, fue acogida de inmediato. Incluso el presidente Fidel Castro votó a su favor.

Menem, que no pasó por alto el gesto del mandatario cubano, intervino de nuevo para recalcarle a Castro: Por fin nos pusimos de acuerdo a cerca de algo, sin discusión .

Apelando a un tono irónico, Castro le respondió: Usted se puso de acuerdo conmigo y no al revés .

La pugna entre Menem y Castro se presentó desde el primer día, a raíz de la pretensión del argentino de introducir a la declaración final un artículo que urgía el restablecimiento de la democracia en Cuba.

Menem no logró su objetivo, pero los medios de comunicación locales dieron gran repercusión a sus declaraciones en este sentido.

Castro, que fue junto con Menem, la figura más controvertida para los medios noticiosos, procuraba, por su lado, gestionar ante los presidentes un rechazo de la conferencia al bloqueo económico que Estados Unidos vienen ejerciendo sobre su país.

Luego de este último pugilato, que produjo sonrisas entre los mandatarios, el presidente brasileño, Itamar Franco, procedió a leer su discurso de despedida. Franco agradeció a los asistentes los aportes a la unidad iberoamericana.

Lista la IV Cumbre Luego el presidente colombiano, César Gaviria Trujillo, como mandatario de la nación que será sede de la IV Cumbre, invitó a los integrantes de Iberoamérica a hacerse presentes en Cartagena, en julio del año próximo, para dar un nuevo paso hacia el bienestar y el progreso de nuestros pueblos .

Ahora que se ha avanzado significativamente en la discusión y en la convergencia sobre los temas del desarrollo social, Colombia desea proponer a los mandatarios de Iberoamérica que hagamos de nuestro encuentro en Cartagena de Indias una ocasión para tratar los asuntos de la economía, el comercio y la integración , dijo Gaviria.

El jefe del gobierno colombiano aseguró que para Iberoamérica muchas de las posibilidades de avanzar en el propósito de construir una sociedad más justa y equilibrada, están estrechamente vinculadas a nuestra habilidad para enfrentar los retos de la economía y la integración comercial .

Gaviria planteó que la próxima cumbre podría ser la oportunidad para adentrarnos en una reflexión que contribuya a hacer realidad el propósito de una economía iberoamericana más estrechamente unida, más abierta y más integrada .

Colombia recibió así no solo la sede, sino la secretaría temporal (cuya duración es de un año) de la célula que agrupa a los mandatarios de la región.

En la última sesión de la conferencia los presidentes se dedicaron a tratar los aspectos más específicos del desarrollo con énfasis en el aspecto social.

La mayoría de los 73 puntos contenidos en el anteproyecto que redactaron los cancilleres se mantuvieron como en su versión original.