Archivo

BONOS EN SUPEMERCADOS:

15 de julio 1993 , 12:00 a.m.

Los Bonos para el Menor de la Calle, un sistema de protección a la niñez desamparada que se inició en Barranquilla en el mes de noviembre pasado y que se está extendiendo en todo el país, se empezarán a vender en los supermercados y almacenes del norte de la ciudad, donde más frecuentan los niños. Son los gamines y mendigos, algunos de ellos drogadictos, quienes en vez de dinero ahora reciben bonos que cambian por alimentos, alfabetización, recreación y, especialmente, rehabilitación.