Archivo

GUAVIO, FUERA DE SERVICIO

Por segunda ocasión en este año, la Central Hidroeléctrica del Guavio suspendió la generación de energía. En esta oportunidad, el daño se presentó en el sello de la compuerta de la ventana 1 del túnel de carga. Según los ingenieros, el imperfecto se detectó porque allí comenzó a filtrarse agua, lo que obligó a que de inmediato se comenzara a desocupar el túnel para hacer el arreglo correspondiente. El gerente de la Empresa de Energía de Bogotá, Mauricio Cárdenas Santamaría, informó que la reparación se inició ayer a las 4 de la tarde y se estima que termine mañana viernes.

15 de julio 1993 , 12:00 a.m.

Mientras se arregla el desperfecto, los ingenieros están realizando un recorrido por el túnel con el propósito de establecer si existen fallas en otro lado, pero hasta el momento lo han encontrado en perfecto estado.

A partir del viernes, dice la Empresa de Energía, se requerirán 36 horas para volver a llenar el túnel y continuar generando energía.

Cárdenas aclaró que, gracias a la recuperación de los embalses en el país y a las reservas de agua que tienen las distintas centrales hidroeléctricas, se descarta de plano cualquier racionamiento de energía.

La anterior suspensión La primera suspensión ocurrió el pasado 9 de febrero. En esa ocasión, el daño se produjo porque se soltaron dos tornillos que tenían como función fijar una válvula de dos pulgadas al túnel.

Los tornillos no aguantaron la presión del agua la cual es de 1.150 toneladas por metro cuadrado y cedió la superficie.

El desperfecto se evidenció rápidamente porque comenzó a salir un fuerte chorro de agua. Los ingenieros también debieron desocupar el túnel para hacer los arreglos pertinentes.

La pequeña válvula es el principal sistema de protección de la unidad. Su función es prácticamente la de parar la turbina para que, en casos extremos, no se produzca más energía de la necesaria.

En esa ocasión, antes de iniciar el llenado, se hicieron las pruebas en seco para verificar si el trabajo estaba en perfectas condiciones.

El gerente de entonces, Alberto Calderón Zuleta, dijo que dentro de la concepción de todo el proyecto, se tiene previsto que algunos días esté fuera de servicio, es decir, que los daños están dentro de lo previsible.

Actualmente, la Central Hidroeléctrica del Guavio tiene en funcionamiento cuatro unidades y por lo tanto genera más de 800 megavatios.

Para comienzos de este mes, se había previsto la entrada en funcionamiento de la quinta y última unidad de esta etapa, con lo que se aspira a que llegue a más de mil megavatios.

Desde que comenzó a trabajar El Guavio, la Empresa ha podido vender energía al resto del país, y los recursos que se generan, dice Cárdenas, se destinarán al pago de la deuda externa de la entidad.