Archivo

PELIGRA ESTABILIDAD DEL SISTEMA UPAC

Ante la decisión del Banco de la República de no variar la fórmula de la corrección monetaria, los constructores y las corporaciones de ahorro y vivienda (CAV), anunciaron que buscan otros mecanismos para evitar la caída del sistema Upac. La idea es lograr que las CAV tengan rendimientos más atractivos en la colocación de los dineros de los ahorradores.

14 de julio 1993 , 12:00 a.m.

El presidente de la Cámara Colombiana de la Construcción (Camacol), Alberto Vásquez Restrepo, dijo que serán alternativas de solución independientes de la corrección monetaria. Sin embargo, se abstuvo de precisarlas, por cuanto dijo que están a nivel de proyecto y que deben ser analizadas con cuidado antes de lanzarlas a la opinión.

Dijo que serán anunciados en breve si se llega a alguna definición, por cuanto ya se sienten los efectos de la restricción de la actual fórmula de correción.

La situación, en opinión del sector, impedirá que las corporaciones puedan atender con solvencia los altos volúmenes de crédito que demanda en este momento un sector en auge como la construcción.

Un informe de Camacol señala que según las proyecciones del Instituto Colombiano de Ahorro y Vivienda (ICAV), basadas en los requerimientos de la actividad edificadora y en las posibilidades del sistema Upac, este año se dejarán de aprobar cerca de 400 mil millones de pesos en créditos nuevos.

Vásquez dijo que esta situación creará dificultades, en momentos en que la economía requiere mantener los volúmenes de empleo y de producción a los más altos niveles para compensar los fenómenos que se presentan en otros sectores por razón de la apertura económica.

A pesar de que los constructores saben que tienen otro sector que los puede financiar como es el de la banca comercial, autorizadas por ley para hacerlo, dijeron que los bancos no se han comprometido aún en el campo de la vivienda y que de hacerlo, el proceso de ingreso al sector será lento, por cuanto no tienen la experiencia necesaria.

Vásquez dijo que las autoridades monetarias Banco de la República dentro de su actitud de defensa de la política antiinflacionaria que viene practicando está haciendo correr riesgos importantes al país en cuanto a los niveles de la actividad económica en general.

El Gobierno no puede empecinarse a toda costa dijo en sacrificar la producción y otros sectores, como el exportador y la construcción, en la búsqueda muy rígida de una política antiinflacionaria .

En opinión de Camacol se debe derrochar un poco más de imaginación para encontrar otros mecanismos que puedan compensar los efectos inflacionarios en otras áreas como puede ser el control del gasto fiscal dirigido a la burocracia y no a la inversión.

Según Mauricio Déver, presidente de Camacol Cundinamarca, entre las fórmulas que se estudian están el incremento de las tasas de interés tanto para préstamos a constructores como a compradores.

Sin embargo, para el directivo la mejor solución está dada en ajustar la corrección monetaria, la que se difiere con el tiempo y así se evita afectar a los usuarios del sistema.