Archivo

CAMBOYA VISLUMBRA LA PAZ

Las guerrillas del Jemer Rojo (grupo guerrillero camboyano) están dispuestas a abandonar sus esfuerzos de varias décadas por controlar Camboya, si se les da un papel asesor en el nuevo gobierno electo, dijo su líder Khieu Samphan. No obstante, añadió que el jefe de Estado interino, el príncipe Norodom Sihanouk, estaba dispuesto a ir más lejos aún, ofreciéndole al Jemer Rojo un cargo ministerial.

14 de julio 1993 , 12:00 a.m.

Si fuera así lo aceptaríamos complacidos con espíritu de reconciliación nacional , aseguró. Pero no exigimos ningún cargo ministerial, sólo un papel asesor , añadió. El viceministro de Información, Ek Sereywath, dijo que Sihanouk estaba dispuesto a darle al Jemer Rojo una cartera pero tendría que mostrar sinceridad en su planteo de cesar toda actividad militar y abrir el acceso a las zonas que controla.

Dicha oferta podría ayudar a que vuelva la paz a Camboya, sobre todo teniendo en cuenta que el grupo, Jemer Rojo, mató a cientos de miles de camboyanos durante su reinado del terror a mediados de la década de 1970. En 1978 fue desalojado del poder por una invasión de las fuerzas de Vietnam y sus combatientes huyeron a la selva del noroeste de Camboya, donde establecieron su baluarte. De otra parte, Khieu Samphan dijo que les propuso a Sihanouk y al líder del nuevo partido gobernante, el príncipe Norodom Ranariddh hijo de Sihanouk, que los 10.000 combatientes del Jemer Rojo se unieran al nuevo ejército que se está formando para evitar choques y confrontación en el frente militar .

Cabe anotar que el Jemer Rojo firmó en 1991, un acuerdo de paz destinado a poner fin a la guerra civil de 13 años de Camboya contra el régimen gobernante instalado por Vietnam.