Archivo

PIDEN REPATRIACIÓN DE PRESOS COLOMBIANOS

Preocupados por el abandono y la desatención del Gobierno colombiano para los cerca de tres mil presos detenidos en cárceles venezolanas, los miembros del Movimiento de Integración Colombo-Venezolano (Mincolven) emprendieron una acción para lograr su repatriación. De esa manera podrían cumplir sus penas en penitenciarías colombianas y evitarían los maltratos y violaciones a los derechos humanos de que son víctimas.

14 de julio 1993 , 12:00 a.m.

El presidente de Mincolven, Wilfredo Grimaldo, dijo que debido a las peticiones hechas ante el ex embajador de Colombia en el vecino país, Rodrigo Pardo, y la cancillera Noemí Sanín de Rubio, las cuales no tuvieron eco, solicitaron a la dirigencia política de Norte de Santander que intervenga ante las autoridades respectivas para buscarle una salida viable a la problemática que viven los reclusos colombianos.

Dijo que el hasta hace poco embajador Rodrigo Pardo le aseguró, durante la última reunión que sostuvieron, que ese caso había pasado al Ministerio de Justicia de Colombia, despacho que tramitará ante su homólogo en Caracas las diligencias respectivas.

El dirigente cívico dijo que a pesar de los anuncios de la Cancillería en el sentido de que estaba programada una reunión entre los respectivos ministerios de Justicia, ésta jamás se produjo.

El Congreso de Colombia nombró a finales de 1992 una comisión de congresistas, compuesta por Fernando Castro Caicedo, Arlen Uribe, Jesús Name Rapalino, Rafael Serrano Prada, Gustavo Petro y Manuel Cepeda, con el fin de visitar las cárceles venezolanas y conocer de cerca la situación en que viven los colombianos que purgan condenas por diferentes delitos. Esta comisión no ha podido cumplir su cometido , dijo Grimaldo.

Para corroborar el estado en que se encuentran los reclusos, Mincolven hizo llegar un informe a la Comisión de Parlamentarios, en el que se reseñan los hechos violentos ocurridos en la pasada intentona de golpe de Estado, donde en la cárcel de Catia, en Caracas, murieron varios presos de nacionalidad colombiana.

Podemos decir, de acuerdo con los hechos, que los presos colombianos en Venezuela son los más proclives a la violación de los Derechos Humanos, si lo comparamos con otros países , dice el documento dirigido a la Ministra de Relaciones Exteriores. Sin embargo, el Gobierno colombiano ya hizo acuerdos con el Gobierno mexicano y España sobre este tema, pero con Venezuela parece que no le interesa mucho , manifiestan los miembros de Mincolven.