Archivo

MURIÓ EL PRECURSOR DE FITZGERALD Y GILLESPIE

Mario Bauza, trompetista y director de varias orquestas de jazz y de música afrocubana, murió el domingo en su domicilio neoyorquino a la edad de 82 años. Mario Bauza, que ayudó a Ella Fitzgerald y Dizzy Gillespie a ser conocidos, sufría de un cáncer desde hacía varios años, indicó su esposa. Nació en La Habana en 1911, estudió música en el Conservatorio de esa capital y tocó en varias orquestas locales (Roma, Cubello), antes de emigrar a Nueva York en 1930.

14 de julio 1993 , 12:00 a.m.

En dicha ciudad acompaña a músicos como Cass Carr, Noble Sissle, Sam Wooding, antes de ser contratado como trompetista en 1933 por el Big Band de Chick Webb, con quien permanece hasta 1938. Bauza presenta Ella Fitzgerald a Webb cuando ésta tiene sólo 17 años.

En 1939 entra en la gran orquesta de Cab Calloway y hace contratar a su amigo Dizzy Gillespie, a quien iniciará en los ritmos afrocubanos. Dos años después se une a la formación de Machito (Machito y sus Afrocubanos), de la cual será durante largo tiempo director musical. Bauza dirige la sección de trompetas que acompaña a Charlie Parker en los años 1948-50.

En 1940 crea con su cuñado Francisco Gutiérrez su primera orquesta, que durante largos años animará veladas en el conocido local del Palladium, hoy cerrado en Manhattan, permitiendo a los norteamericanos descubrir ritmos como el cha cha cha, la rumba o el mambo. En 1975 crea en Nueva York el Afro-Cuban Jazz Orchestra.

Acompañador de gran talento, Bauza, que también era saxofonista, grabó su primer disco recién en 1980, Tanga , seguido luego por otro álbum, My time is now. En mayo pasado grabó un disco que saldrá próximamente.

Su vida dio lugar a una biografía, Mambo Kings, escrita por Oscar Hejuelos, que luego fue llevada al cine. En 1980, en una velada de gala, Mario Bauza recibió un gran homenaje en Nueva York.