Archivo

LAS EVIDENTES GRIETAS DE LA CIA

Un miembro de la Agencia Central de Inteligencia fue el que facilitó el ingreso a Estados Unidos del clérigo musulmán Omar Abdel-Rahman, pese a sus presuntos vínculos con terroristas, según lo revelaron las autoridades estadounidenses. Ese ha sido uno de los hallazgos de acuerdo con un informe clasificado que preparó el inspector general del Departamento de Estado en torno a Abdel-Rahman, algunos de cuyos seguidores han sido arrestados en conexión con el atentado contra el Centro de Comercio Mundial del pasado 28 de febrero.

14 de julio 1993 , 12:00 a.m.

El informe, preparado con ayuda del inspector general de la CIA, determinó que un agente de la central de inteligencia estadounidense que trabajaba en la embajada de EE.UU. en Sudán aprobó inadvertidamente la solicitud de Abdel-Rahman de ingresar a Estados Unidos en 1990, según un funcionario que pidió no ser identificado.

El funcionario dijo que el agente de la CIA aprobó la visa de turista para Abdel-Rahman luego que un empleado de la sede diplomática le aseguró que el nombre del jeque no figuraba en una lista de extranjeros indeseables. Sin embargo, según la investigación, el jeque era conocido por funcionarios estadounidenses especializados en contraterrorismo debido a su respaldo a musulmanes radicales en Egipto.

El clérigo egipcio fue procesado y luego dejado en libertad en vinculación con el asesinato del presidente egipcio Anwar al-Sadat en 1981. También fue acusado en Egipto de incitar a disturbios en 1989.

Los hallazgos posiblemente robustezcan las especulaciones de que la CIA facilitó el ingreso de Abdel-Rahman a Estados Unidos porque el jeque había ayudado a la agencia a reclutar rebeldes afganos para combatir la invasión soviética a Afganistán.