Archivo

FISCALÍA IRÁ A ZONAS ROJAS

Tras 72 horas de deliberaciones a puerta cerrada, los 27 comandantes de división y de brigadas de institutos militares de todo el país perfilaron las bases de una nueva y más enérgica ofensiva militar contra la guerrilla en lo que resta de 1993. Además de la intensificación de las operaciones estrictamente militares, las Fuerzas Armadas, la Fiscalía y la Procuraduría se alistan para lanzar una ofensiva jurídica que permita llevar a juicio a la delincuencia insurgente.

15 de julio 1993 , 12:00 a.m.

En la reunión cumbre del Ejército, que concluyó anoche, los altos mandos militares y los comandantes de las divisiones y brigadas acordaron intensificar las operaciones militares contra los centro de operación de la subversión y redoblar el control sobre las zonas petroleras.

Más significativa, sin embargo, es que en las diversas operaciones participarán por primera vez Unidades de Fiscalía creadas para actuar como punta de lanza jurídica en el conflicto con la subversión.

Delegados de la Procuraduría General de la Nación, fiscales y agentes del Cuerpo Técnico de Investigación asumirán la misión de apoyar la tarea de las tropas y compilar, sobre el terreno, las evidencias que permitan investigar y llevar a juicio a elementos de la subversión.

A ese efecto, el ministro de Justicia, Andrés González Díaz; el vicefiscal, Francisco Sintura, y el viceprocurador, Mauricio Echeverri, se reunieron ayer, en la sesión final del encuentro, con el comandante de las Fuerzas Militares, general Ramón Emilio Gil Bermúdez; los comandantes del Ejército, mayor general Hernán José Guzmán, de la FAC, mayor general Alfonso Abondano Alzamora, y de la Armada, vicealmirante Hernando García y los 27 comandantes de divisiones y brigadas.

En palabras del general Gil, esta reunión marca un hito a partir del cual se va a sentir un ímpetu mayor de las operaciones militares .

El comandante de las Fuerzas Militares habló al término de la reunión y dijo que el balance de la cumbre del alto mando del Ejército arrojó resultados positivos, especialmente en lo relativo a los informes sobre la situación de orden público en todo el territorio nacional.

En cuanto a la vigilancia de los campos petroleros el general Gil dijo que se busca garantizar la explotación de hidrocarburos y que para ello se han incrementado las unidades especializadas y asignadas a ese frente de un vasto plan de seguridad.

Gil dijo además que se han intensificado la protección de las instalaciones, y de las personas que hacen parte de las empresas explotadoras del petróleo.

Las puntas de lanza En relación con la nueva estrategia para el segundo semestre de 1993, Gil dijo que hemos venido aplicando una estrategia efectiva frente a los delincuentes de todo orden.

Esta estrategia es susceptible de mejorar en algunos campos y creo que lo fundamental del cambio está en lograr una mayor integración con otras instituciones como la Fiscalía, la Procuraduría, los gobiernos locales y la Policía Nacional .

El alto oficial agregó que esa integración nos permite estar en condiciones cada vez más ventajosas frente a las amenazas .

Hasta donde les sea posible dijo el general Gil en relación con otras instituciones nos van a acompañar, y yo creo que cada día va a ser mucho más integral la acción porque la tarea es la misma y las acciones de los unos contribuyen al éxito de las otras .

El comandante de las Fuerzas Militares afirmó que en todo el país la acción de la Fuerza Pública durante el primer semestre del año no estuvo dirigida únicamente a la confrontación armada y que por ello el balance no se puede reducir al número de bajas en la guerrilla.

El comandante del Ejército dijo, por su parte, que la intensificación de las operaciones a partir de esta reunión que hemos tenido nos facilitará más las acciones y evitará precisamente cualquier intento de la guerrilla por mejorar su condición tanto en personal como en armamento .

Los oficiales manifestaron que se comprobó una significativa reducción en los índices de violencia y delictivos. Lo que buscamos dijo Gil es la reducción de la acción delictiva, y si recorremos el país vemos cómo en muchas áreas se ha logrado reducir altamente la delincuencia .

Los dos generales se refirieron al positivo balance de la Brigada Móvil Número 2, localizada en el sur de Bolívar, y sostuvieron que allí se ha buscado controlar a una guerrilla que tenía intenciones de adueñarse del territorio.

Se han intensificado las acciones dijo Gil contra un enemigo que pretendía hacerse dueño de la región, inclusive construir fortificaciones y campos minados con el afán de establecer sus dominios, pero la acción de la Brigada Móvil impidió que se cumplieran sus propósitos .

Control en las fronteras La estrategia antiguerrillera para el segundo semestre del año incluye un intenso control en las fronteras del país para evitar el tráfico de armas con destino a la insurgencia.

Ayer los comandantes de las Fuerzas Militares, el Ejercito y la Armada Nacional se pronunciaron sobre el tema y dijeron que las tropas están alertas a controlar el ingreso de armamento y munición.

El comandante de la Armada, vicealmirante Hernando García dijo que la Armada ha mantenido un control con las capacidades actuales de la fuerza. Tenemos las unidades distribuidas a lo largo de los 1.300 kilómetros que cubre el pacífico desde Panamá hasta Ecuador .

Agregó que en Juradó en el Pacífico el lugar más sensible para el contrabando de armas se instaló un puesto de control fijo.

García dijo que en los últimos meses se ha incrementado el número de decomisos de armas en las fronteras.

El general Hernán José Guzmán dijo que el Ejército ha coordinado las acciones y operaciones necesarias especialmente con las autoridades de Venezuela para evitar el contrabando de armas.