Archivo

TERMOPAIPA PASA A MANOS DE LA FEN

Para evitar su liquidación, en 90 días la Empresa de Energía de Boyacá (EBSA) tendrá que entregar las termoeléctricas de Paipa al Estado en dación de pago.

28 de enero 2005 , 12:00 a.m.

Para evitar su liquidación, en 90 días la Empresa de Energía de Boyacá (EBSA) tendrá que entregar las termoeléctricas de Paipa al Estado en dación de pago.

La razón es la abultada deuda -más 650.000 millones de pesos- con la Financiera Energética Nacional (FEN) por cuenta del contrato de compraventa de energía que suscribió EBSA con la Compañía Eléctrica Sochagota (CES), en 1994.

El negocio -cercano a los 1.000 millones de dólares- se pactó a 20 años, que comenzaron a correr desde la entrada en operación de la planta que provee el servicio, en 1999.

Para adelantar el proyecto Paipa IV, la FEN respaldó a las obligaciones de pago por disponibilidad de potencia que debe hacer EBSA a la CES.

"Las condiciones de precio pactadas han sido significativamente mayores a los precios del mercado mayorista de energía. Esto ha impedido que EBSA recupere los costos del contrato", explicó el gerente de la electrificadora, Roosevelt Mesa Martínez.

Por lo lesivo de la negociación -que le cuesta al país tres billones de pesos- en el 2002 EBSA convocó un Tribunal de Arbitramento en busca de eliminar esas condiciones. Sin embargo, en octubre del año pasado el Tribunal falló en su contra.

El Estado -explicó hace unos meses en la Cámara el viceministro de Minas, Manuel Fernando Maiguashca- es dueño del cien por ciento de la FEN y del 86 por ciento de EBSA. Por cada peso que perdemos en el contrato, no estamos perdiendo un peso como sociedad sino 1,86.

De hecho, según cuentas del Ministerio, cada 100 pesos que EBSA no puede pagar se van al pasivo como una amortización a una deuda que no puede pagar y le disminuye el patrimonio a la empresa.

"Con la entrega de nuestras plantas de generación nos quitaremos del contrato de Paipa IV, que nos está matando", afirmó el gerente (e) de EBSA, Miguel Briceño.

Aseguró que con la operación, los negocios de distribución y comercialización quedarán completamente saneados y EBSA será viable. El plan contempla también la capitalización de la casi totalidad de créditos de la electrificadora con la financiera estatal.

La cesión acarreará la salida de 135 trabajadores de Termopaipa, a quienes EBSA les presentó un plan de retiro el pasado viernes.

Se trata de prepensionar a quienes están más cerca de la edad convencional de pensión. A los demás se les ofrece una bonificación dentro de las viabilidades de la empresa a efecto de que no tengamos que despedir a ninguno, explicó Briceño.

Agregó que el Gobierno Nacional ha pedido que la mayoría de trabajadores que se acojan al plan entre a trabajar con la nueva empresa que administrará las unidades de Termopaipa.

Pese a ello, los trabajadores están molestos por el retiro de 135 de sus compañeros. Ellos consideran que están pagando los errores de los directivos que firmaron el contrato de Paipa IV.

"Los trabajadores de Termopaipa no fueron los responsables de este corrupto negocio que adquirió la empresa en 1994 con aprobación de la entonces junta directiva y el aval de la FEN", dice un comunicado de Sintraelecol.

Como sea, EBSA cederá el contrato de Paipa IV junto con las tres unidades de generación de energía, a la FEN. Esta, a su vez, entregará la administración de las termoeléctricas de Paipa a la empresa Gestión Energética S.A. (Gensa), con capital mayoritario del Estado.

Así, la electrificadora de Boyacá seguirá funcionando pero solo como distribuidora y comercializadora de energía.

Foto.

CON LA SEPARACION de negocios, la Empresa de Energía de Boyacá espera salvaguardar su futuro pues según el gerente (e) el contrato por Termopaipa IV "nos está matando".

José Miguel Palencia / EL TIEMPO

Despierta con las noticias más importantes.Inscríbete a nuestro Boletín del día.

INSCRIBIRSE