Archivo

EJÉRCITO: 72 HORAS DE REUNIÓN CUMBRE

Los 27 comandantes de las brigadas y divisiones de todo el país y los oficiales del Estado Mayor del Ejército realizan desde ayer y durante 72 horas una reunión en Bogotá. El objetivo central es hacer un balance general, tanto de la situación de orden público en el territorio nacional, como de las operaciones realizadas durante los primeros 180 días del año, en especial frente a la lucha contraguerrillera.

13 de julio 1993 , 12:00 a.m.

Durante la instalación de la reunión, el comandante del Ejército, mayor general Hernán José Guzmán, exaltó la labor de los comandantes de las brigadas y las divisiones y enfatizó en que el éxito operativo alcanzado en los primeros seis meses de 1993 es significativamente superior al obtenido en años anteriores.

La actual estrategia, basada en la intensificación de los ataques contra los centros de operación de la delincuencia, se tradujo en las 550 bajas en las filas de la guerrilla y un alto número de deserciones en el primer semestre.

Ayer, los oficiales entregaron informes individuales y detallados sobre los resultados de las operaciones contra la delincuencia guerrillera.

Los balances estuvieron a cargo de los comandantes de las cuatro divisiones y del comandante de las brigadas móviles.

Mañana, los oficiales se reunirán con delegados de la Fiscalía y la Procuraduría, con quienes estudiarán los mecanismos para optimizar la acción interinstitucional.

Hoy, entre tanto, se abordará la estrategia operacional que seguirán las tropas en el territorio nacional en lo que resta de 1993.

Arrancó reunión cumbre del Ejército Los 27 comandantes de las Brigadas y Divisiones de todo el país y los oficiales del Estado Mayor del Ejército realizan desde ayer y durante 72 horas una reunión cumbre en Bogotá.

El objetivo central de la reunión es hacer un balance general tanto de la situación de orden público en todo el territorio nacional, como de las operaciones que contra las diferentes organizaciones y frentes guerrilleros se han realizado durante los primeros 180 días del año.

Además, los altos oficiales trazarán las metas y diseñarán la estrategia por seguir en lo que resta de 1993.

Ayer, durante la instalación de la reunión, el comandante del Ejército, mayor general Hernán José Guzmán, hizo un reconocimiento a los comandantes de las Brigadas y las Divisiones por el éxito operativo alcanzado en los primeros seis meses de 1993.

Guzmán, visiblemente complacido, dijo a los oficiales que durante estos primeros 180 días de lucha contraguerrillera el Ejército alcanzó un alto control operativo e insistió en la conveniencia de preservar la estrategia de ataque continuo a los centros de la subversión.

En los primeros 180 días de año, el Ejército ha dado de baja a 550 guerrilleros, detenido a 600 subversivos y precipitado un alto índice de deserción de los insurgentes.

Tras la instalación de la cumbre, los comandantes de División y del Comando Especial Contraguerrillas (CECG) que controla las Brigadas Móviles, entregaron al comandante del Ejércto un balance pormenorizado de las acciones realizadas por las tropas en los primeros seis meses del año.

Uno de los balances de mayor relevancia estuvo a cargo del mayor general Rodolfo Torrado Quintero, comandante de la Pimera División del Ejército, con sede en Santa Marta.

El informe de Torrado señala que en los primeros 180 días del año fueron muertos en acciones contrainsurgentes 221 guerrilleros: 82 del Eln, 65 de las Farc, 50 del Epl y 24 de otros grupos.

Además, en ese período se presentaron 47 deserciones de las filas de la guerrilla en jurisdicción de la Primera División, es decir en la costa norte del país. Las acciones de la División permitieron también la captura de 228 guerrilleros.

A la Primera División están adscritas la Segunda, Cuarta, Décima y Undécima Brigadas.

Por su parte, el comandante de la Segunda División, con sede en Bucaramanga, mayor general Harold Bedoya Pizarro, informó que las tropas bajo su mando capturaron en los primeros 180 días del año a 478 guerrilleros, milicianos y delincuentes comunes.

Además, informó que en la zona centro y nororiente del país, jurisdicción de la Segunda División, las tropas dieron de baja a 155 guerrilleros y que el grupo más golpeado fue el Eln con 85 bajas, mientras que en las Farc hubo 61 muertos y en el Epl 14.

El comandante de la Tercera División con sede en Cali, mayor general Jesús María Vergara, dijo que durante el primer semestre de 1993, sus tropas, con jurisdicción en el suroccidente del país, dieron muerte a 64 insurgentes, 39 de ellos de las Farc, y capturaron a 53.

En esa zona, informó que el grupo de más incidencia y que ha recibido más golpes por parte del Ejercito son las Farc. A la Tercera División están adscritas la Tercera, Sexta y Octava Brigadas.

El informe del mayor general Ramón Niebles Uzcátegui, comandante de la Cuarta División, con sede en Villavicencio y jurisdicción en el suroriente del país, da cuenta de 54 bajas en las filas guerrilleras.

Además, reseña que 18 hombres desertaron de las filas de la guerrilla y otros cien fueron capturados y puestos a órdenes de la Jurisdicción de Orden Público.

El informe de las acciones de las Brigadas Móviles adscritas al Comando Especial Contraguerrillas, a cargo del brigadier general Norberto Adrada Córdoba, señala que en estos seis meses fueron muertos 73 guerrilleros, capturados 68 y que se presentaron 13 deserciones.

Tras la presentación de los informes, los oficiales iniciaron el estudio de las estrategias para el próximo semestre.

En la reunión de mañana miércoles con los altos oficiales están invitados el fiscal general de la Nación, Gustavo de Greiff y el procurador general, Carlos Gustavo Arrieta. No obstante que ninguno de los dos funcionarios se encuentra en el país, se espera la presencia de delegados suyos.