Archivo

ROMPE FUEGOS

Camilo Villegas, la real esperanza del golf colombiano para llegar a las grandes ligas de este deporte, abría ayer su temporada en el Bellsouth Classic Panamá Championship. Estar en la primera parada del Nationwide Tour es una gran oportunidad para que Villegas demuestre que sí está para competir al más alto nivel. Confió en que no la dejará pasar. Un triunfo lo metería en forma inmediata en este importante Tour.

28 de enero 2005 , 12:00 a.m.

Camilo Villegas, la real esperanza del golf colombiano para llegar a las grandes ligas de este deporte, abría ayer su temporada en el Bellsouth Classic Panamá Championship. Estar en la primera parada del Nationwide Tour es una gran oportunidad para que Villegas demuestre que sí está para competir al más alto nivel. Confió en que no la dejará pasar. Un triunfo lo metería en forma inmediata en este importante Tour.

Villegas que, con sus ya 16 participaciones como profesional, varias de ellas en los grandes torneos, ha adquirido madurez y conocido las exigencias y el rigor de la competencia en esta clase de pruebas, tendrá que demostrarnos en este 2005 si es tan mágico y talentoso como siempre creído. La tarea es ardua, pero tendrá que cumplirla.

Y, ojo: me quito el sombrero con los organizadores del torneo panameño. Por estas tierras montar uno de medio millón de dólares es titánico.

P.D. A pesar de todo, y tal como lo escribí todo el año pasado, Tiger Woods ya ganó y mostró unas garras bien afiladas para este 2005 en el que, no tengo dudas, volverá a ser el número uno. No se puede confundir la colonia de garrafón, con el tarro de las esencias.