Archivo

ARAUCA: SIN LUZ Y DESABASTECIDA

Cincuenta millones de pesos de recompensa ofreció el gobernador de Arauca, Julio Enrique Acosta, a quien informe sobre los responsables del atentado contra la torre de energía 384 de Interconexión Nacional que mantiene sin luz desde el pasado lunes a los municipios de Arauca, Arauquita y Cravo Norte.

27 de enero 2005 , 12:00 a.m.

Cincuenta millones de pesos de recompensa ofreció el gobernador de Arauca, Julio Enrique Acosta, a quien informe sobre los responsables del atentado contra la torre de energía 384 de Interconexión Nacional que mantiene sin luz desde el pasado lunes a los municipios de Arauca, Arauquita y Cravo Norte.

Acosta, refiriéndose a la negativa de la empresa venezolana Cadafe-elecentro de vender energía a Arauca, dijo que el departamento no puede seguir dependiendo del vecino país en materia de electricidad y vías, pues hace ocho días también se prohibió el transporte interfronterizo que desde Cúcuta abastece a los pobladores de esta zona del país.

El funcionario aseguró que se diseñarán planes de contingencia para la compra de plantas eléctricas y mejoramiento de vías para que los productos ingresen por territorio colombiano.

"Hoy llegaría la luz a Arauca pues los técnicos de ISA trabajan intensamente desde ayer en la reparación de la torre dinamitada", precisó el gobernador.

La prohibición, por parte de Venezuela para el transporte de productos colombianos por carreteras de ese país hacia Arauca tiene paralizada la industria de la construcción en esta zona de la frontera. Así lo dio a conocer la directora del Fondo de Vivienda y Desarrollo Municipal (Fomvida), Angela Castellanos, quien reveló que en la ciudad se agotaron las existencias de cemento y bloque.

Según la funcionaria, el municipio paralizó desde ayer los trabajos en una urbanización de interés social que se construye en Arauca.

Mientras tanto, el Ejército, que trabaja en la pavimentación de 20 kilómetros de la vía Arauca Tame reconoció que buena parte de los materiales se les agotaron, pero que siguen trabajando en el proyecto.

Los materiales de construcción para Arauca son traídos desde la ciudad de Cúcuta por la carreteara San Antonio - San Cristóbal - El Amparo pues las vías del territorio colombiano están sin pavimentar y el recorrido se tarda 10 horas más.

El gremio de los comerciantes de Arauca se reunió con el gobernador Julio Acosta para buscar una salida a la crisis y estudiar la posibilidad de establecer un puente aéreo para evitar el desabastecimiento de productos.

La misma petición la planteó ayer el presidente de la Cámara de Comercio de Arauca, Luis Arturo Dávila, al Gobierno Nacional, pues la ciudad presenta escasez de alimentos desde hace cinco días cuando Venezuela restringió la circulación de sus productos. La petición se hizo al término de una reunión en la Cámara de Comercio en Cúcuta, a la que asistieron los principales delegados de los gremios económicos de Norte de Santander y el estado Táchira (Venezuela). "Estamos sin luz por un atentado terrorista y Venezuela tampoco nos quiere vender energía. Por eso, en 48 horas, técnicos de ISA esperan reparar las torres derribadas porque estamos acumulando pérdidas millonarias en toda Arauca", dijo Dávila.

Entre tanto, los transportados están preocupados por una eventual parálisis generada por la escasez de combustible venezolano, que se adquiere en Arauca a 2.3 00 el galón, mientras que el hidrocarburo nacional traído desde Agua Azul, Casanare, cuesta 4.700 pesos.

Los dirigentes de esta región llanera le solicitaron a los gobiernos de Colombia y Venezuela llegar, a través de la diplomacia, a una pronta solución, pues de continuar las medidas restrictivas las pérdidas comerciales seguirán aumentando. En estos momentos el deterioro comercial llega a 7 mil millones pesos.