Archivo

PUERTO UCRANIANO PREOCUPA A RUSIA

El Ministerio de Asuntos Exteriores ruso criticó ayer la resolución del parlamento sobre el estado legal del puerto ucraniano de Sebastopol, porque difiere de la línea política del presidente Boris Yeltsin y del gobierno y va en contra de los intereses del país sobre la flota del mar Negro. El comunicado oficial difundido por la agencia Itar-Tass indica que esa resolución, que reafirmaba la jurisdicción de Moscú sobre la ciudad portuaria base de la flota del mar Negro, pone en peligro los intereses de Rusia sobre la ubicación de la armada en la ciudad de Sebastopol, en la península ucraniana de Crimea.

12 de julio 1993 , 12:00 a.m.

El documento califica la resolución adoptada el viernes pasado por el parlamento de emocional-declarativa y acusa al legislativo de complicar el ya complejo problema creado por esta cuestión, en lugar de buscar soluciones realistas.

El ministerio pide al parlamento que, al considerar los problemas territoriales surgidos como consecuencia de las decisiones de la antigua URSS, tenga en cuenta que cualquiera de estos asuntos, por complicado que sea, solo puede resolverse dentro del diálogo político.

Además, recalca que se debe tomar en consideración la opinión e intereses de las partes y observar estrictamente los convenios y acuerdos firmados con Ucrania.

Sebastopol, situada en la península de Crimea, es la base principal de la flota del mar Negro, que los presidentes de Rusia y Ucrania acordaron dividir por igual entre los dos países.

Rusia retirará sus tropas de Alemania El presidente de Rusia, Boris Yeltsin, y el canciller alemán, Helmut Kohl, acordaron ayer que Moscú cumplirá el retiro de sus tropas de Alemania, según el calendario previsto, y que también lo hará con las del Báltico si allí se respeta a los rusohablantes.

A su turno, Alemania abogará por Rusia ante la Comunidad Europea.

Ambos se manifestaron satisfechos de los acuerdos alcanzados tras dos días de conversaciones a orillas del pintoresco lago siberiano Baikal, en cuyas profundas aguas ambos dirigentes pescaron y pasearon en un ambiente no protocolario.

Estas fueron conversaciones no protocolarias , dijo Kohl.

Yeltsin y Kohl habían llegado a Irkutsk el sábado pasado procedentes de Tokio, donde el G-7 se comprometió a otorgar a Rusia una ayuda de tres mil millones de dólares destinados a un fondo de privatización de sus empresas estatales.