Archivo

NOTARIOS ASUMIRÁN LAS CONCILIACIONES

El Ministerio de Justicia perfila los instrumentos jurídicos que transformarán los 650 notarios del país en jueces de conciliación y en instancia de la solución extrajudicial de conflictos. El radio de acción de las notarías en materia de conciliación abarcará asuntos de orden civil, comercial y familiar, que hoy toman hasta seis años antes de que se produzca una sentencia final.

12 de julio 1993 , 12:00 a.m.

Desde esa perspectiva, en palabras del ministro de Justicia, Andrés González, es prioridad crear progresivamente nuevas notarías en municipios como Soacha y Fontibón e instaurarlas, incluso, en zonas populares de las grandes ciudades, como Kennedy, en Bogotá.

Las notarías existentes financiarán a las que tendrán que crearse, y a ese efecto el Gobienro someterá el próximo 20 de julio dos proyectos de ley a consideración de las cámaras.

Los notarios están llamados a transformarse en los nuevos cruzados de la descongestión judicial.

El Ministerio de Justicia perfila los instrumentos jurídicos que permitan convertir a los notarios en jueces de conciliación y en instancia de la solución extrajudicial de conflictos.

Más aún, en palabras de Andrés González, titular de esa cartera, el objetivo es que las notarías operen como un verdadero consultorio de orientación jurídica de los ciudadanos y, por vía de conciliación, en una instancia amigable, rápida y oportuna de solución a las diferencias entre particulares.

El radio de acción de las notarías en materia de conciliación abarcaría, en principio, asuntos de orden civil, comercial y familiar, que hoy toman hasta seis años antes de que se produzca una sentencia final.

Los estimativos actuales del Ministerio de Justicia sitúan en 1 500.000 el número de expedientes en curso en juzgados y salas civiles de tribunales superiores.

Sólo la Justicia Penal antes del controvertido proceso de descongestión judicial que dejó impunes un número indeterminado de causas registró índices similares.

Desde esa perspectiva, González y su equipo creen que es urgente utilizar la infraestructura existente: 650 notarías en todo el país, y establecer la presencia de notarios en donde no exista.

La iniciativa está consignada en dos proyectos de ley que constituyen la punta de lanza del Ministerio de Justicia para el período legislativo que se iniciará el 20 de julio próximo.

Los aportes Deseamos explicó González a EL TIEMPO que el notario asuma un papel dinámico en la solución anticipada de conflictos a través de la conciliación y de la orientación jurídica .

Los planes del Ministerio de Justicia tienen, sin embargo, unas aristas aún más ambiciosas.

De acuerdo con González, es prioridad crear progresivamente nuevos círculos notariales en los municipios en donde éstos no existen cerca de 400 en todo el país e instaurar notarías, incluso en zonas populares de las grandes ciudades.

Así, por ejemplo, en criterio de los funcionarios del Ministerio, es necesario establecer notarías en barrios como Kennedy, en Bogotá, y en los municipios anexos de Fontibón y Soacha, entre otros.

La financiación de esas notarías que, en principio, podrían parecer poco atractivas económicamente, correría por cuenta de las hoy existentes.

Con fundamento en un estudio realizado conjuntamente con titulares de varias notarías y funcionarios de la Superintendencia de Notariado y Registro, los proyectos de ley establecen un Fondo de Notariado y señalan los recursos que lo abastecerán.

En concreto, las notarías que rebasen un número prefijado de registro de escrituras deberán girar partidas al fondo, con destino a las nuevos círculos notariales.

Otras partidas surgirán cuando, en razón del costo de los inmuebles, las escrituras registradas impliquen la cancelación de derechos notariales que excedan de un monto predeterminado. En tales casos, las sumas de más pasarán también al fondo.

A juicio de González, no sólo hay que aprovechar la confianza ciudadana en las notarías, sino garantizar que parte de los recursos actuales sirvan a los propósitos de solución extrajudicial de diferencias civiles, comerciales y familiares.

El déficit de notarías es evidente, y hay que encontrar un camino para financiar la creación de nuevos círculos en los municipios hasta garantizar que cada uno de ellos cuente por lo menos con un notario .

POR QUE LA ESTRATEGIA Litigios: Hoy existen 1.500.000 expedientes en la justicia civil. El propósito es descongestionarla. Notarías: El Ministerio de Justicia confía en utilizar la infraestructura existente (650 notarías) y crear nuevas. Por ejemplo, en Kennedy, en Bogotá, y en municipios anexos como Fontibón y Soacha. Recursos: Las notarías existentes tendrán que aportar partidas con destino a un fondo especial cuando el número de escrituras registradas o el costo de las transacciones legitimadas supere un tope predeterminado.