Archivo

TOLEDO FALLÓ EN LA RETOMA DE LA COMISARÍA:

04 de enero 2005 , 12:00 a.m.

.

Un intento por recuperar la comisaría policial de Andahuaylas (400 km al sureste de la capital), que mantiene tomada con diez rehenes el grupo armado ultranacionalista Etnocacerismo, produjo ayer un muerto y cuatro nuevos heridos, entre ellos uno de los rebeldes.

El grupo está comandado por el mayor retirado del Ejército Antauro Humala, quien pide la renuncia del presidente Alejandro Toledo.

Humala no quiso deponer las armas, como lo había anunciado, a lo que el Gobierno respondió con la frustrada retoma.

Luego, el líder rebelde se paseó por el pueblo, cuyos habitantes lo llevaron en hombros hasta la comisaría.

Anoche, el Gobierno declaró el toque de queda en la provincia y tras negociaciones de una comisión de la Defensoría del Pueblo y la Iglesia Católica, Humala aceptó nuevamente entregar las armas hoy a las 7:30 de la mañana.

En total, la crisis ha dejado 5 muertos y 18 heridos.