Archivo

RUMANA DE 67 AÑOS ESPERA GEMELAS

Para finales de febrero está previsto el nacimiento de las gemelas que alegrarán la vida de la rumana Adriana Iliescu y le permitirán convertir en realidad su sueño de ser madre.

05 de enero 2005 , 12:00 a.m.

Para finales de febrero está previsto el nacimiento de las gemelas que alegrarán la vida de la rumana Adriana Iliescu y le permitirán convertir en realidad su sueño de ser madre.

Un sueño que ya parecía perdido, pues no pudo tener hijos cuando era joven. Sin embargo, esta profesora universitaria no se dio por vencida y hoy, a sus 67 años, es la embarazada más vieja del mundo.

Esto, gracias a que hace nueve años empezó un tratamiento hormonal que logró eliminar los efectos de la menopausia, y hace siete meses quedó esperando, por inseminación artificial, no uno sino dos bebés.

"Es un milagro. Estoy extremadamente feliz cuando siento cómo se desarrollan mis hijas. No soy una persona que se rinde y he hecho todo lo posible para realizar mi sueño", dijo la futura madre, que es sometida a chequeos médicos permanentes y quien, hasta el momento, se ha sentido bien y sin ningún contratiempo.

Esta noticia ha llamado la atención en el mundo entero, pues algunos estudios científicos han encontrado un mayor riesgo de problemas para la mujer cuando queda embarazada después de los 40, como un aborto, preclampsia, diabetes y tromboflebitis, e incluso riesgos para el bebé. Hasta ahora todo marcha normalmente.

Claro que el control prenatal ha sido mucho más riguroso, por la edad de Adriana que no está sobre los 40. Los especialistas han reforzado la vigilancia médica de la paciente, le han hecho estudios genéticos para detectar cualquier anomalía del bebé, lo que hasta el momento ha sido descartado, así como estudios ultrasonográficos regulares y otras pruebas que permitan establecer cómo están los fetos.

Según los mismos médicos, si bien hay mayores riesgos durante un embarazo después de los 40, hay un aspecto que resulta importante y es la salud emocional de la mujer y su deseo de ser madre. Esto, según algunos estudios es fundamental, y las madres mayores suelen disfrutar plenamente de su embarazo, de la etapa de la lactancia y de la crianza de sus hijos, porque ya tienen una vida definida, muchos proyectos realizados y estabilidad emocional, económica y profesional.

Adriana, por ejemplo, como ha afirmado en entrevista para diferentes medios de comunicación de su país, se siente feliz y cuenta las horas para ver convertido su sueño de ser madre en una realidad. Y no con una bebé sino con dos.

Por todo esto, los médicos son optimistas en cuanto al desarrollo del embarazo, que marcha como en cualquier mujer joven, y aseguran que el parto se realizará dentro del plazo previsto, es decir.

Despierta con las noticias más importantes.Inscríbete a nuestro Boletín del día.

INSCRIBIRSE