Archivo

PIDEN US$ 1.000 MILLONES PARA ASIA

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) cifró en casi 1.000 millones de dólares la ayuda urgente necesaria para los damnificados por el maremoto del 26 de diciembre, tras una cumbre extraordinaria realizada ayer en Yakarta.

07 de enero 2005 , 12:00 a.m.

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) cifró en casi 1.000 millones de dólares la ayuda urgente necesaria para los damnificados por el maremoto del 26 de diciembre, tras una cumbre extraordinaria realizada ayer en Yakarta.

En el encuentro participaron dirigentes de la Asociación de Países del Sudeste Asiático (ASEAN), la ONU, el secretario de Estado norteamericano Colin Powell y el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso.

"Hago hoy un llamado para una campaña de ayuda internacional de emergencia que emprenden las Naciones Unidas", dijo el secretario general de la ONU, Kofi Annan.

De los 977 millones solicitados por Annan, 229 millones estarán destinados en particular a alimentos y agricultura, 222 millones para viviendas y necesidades no alimentarias, 122 millones para salud y 61 millones para agua e higiene.

"En los seis meses que cubre este llamado, necesitaremos 977 millones de dólares para responder a las necesidades humanitarias urgentes de más o menos cinco millones de personas", declaró.

Amenaza de epidemias.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) dijo que si las necesidades básicas -especialmente el acceso al agua potable- no son restauradas antes de que finalice la semana, las enfermedades infecciosas podrían matar unas 150.000 personas, cifra similar a las que perecieron a causa del sismo y el tsunami que barrieron el 26 de diciembre las costas del sudeste de Asia y el este de Africa.

En Aceh (Indonesia), las infecciones comenzaron a aparecer en heridas superficiales, dijo el doctor de la OMS Ronald Waldman. Han sido detectados igualmente brotes de neumonía, debido al agua contaminada, agregó.

El secretario de Estado estadounidense Colin Powell aseguró que la ayuda de Estados Unidos, de 350 millones de dólares, es "más que generosa" y se mostró cauto sobre un eventual aumento, en un posible detrimento de países pobres, en especial de Africa.

El movimiento de solidaridad generó promesas de donaciones de 3.000 a 4.000 millones de dólares de países e instituciones internacionales, según la ONU.

Alemania prometió 500 millones de euros (660 millones de dólares) y Australia elevó sus donaciones a 760 millones de dólares. La Unión Europea desbloqueará 350 millones de euros suplementarios para la reconstrucción de los países afectados por el maremoto, además de unos 100 millones de urgencia anunciados el miércoles.

Los dirigentes congregados en Yakarta lograron un consenso sobre la moratoria de la deuda de los países afectados por el maremoto, así como sobre la necesidad de instalar un sistema de alerta de maremotos en el Océano Indico, como el que existe en el Pacífico hace 40 años.

Annan aprovechó la cumbre para afirmar la primacía de la ONU en la conducción de las tareas humanitarias, luego de que el presidente estadounidense George W. Bush había encabezado un grupo de países (Australia, Japón, India, Canadá y Holanda) para coordinar la ayuda. Ayer, Powell confirmó en Yakarta que el grupo fue disuelto.

Foto.

Colin Powell (izq.) anunció ayer que E.U. dio un paso al lado para que el secretario general de Naciones Unidas, Kofi Annan, encabece la búsqueda de ayuda para los afectados del maremoto

Despierta con las noticias más importantes.Inscríbete a nuestro Boletín del día.

INSCRIBIRSE