Archivo

POR PRIMERA VEZ FUMIGACIÓN EN CHOCÓ

Por primera vez, Chocó será objeto de fumigaciones aéreas para la erradicación de cultivos ilícitos. Estos, según un informe de la Policía, están presentes en cerca del 30 por ciento de los municipios del departamento.

08 de enero 2005 , 12:00 a.m.

Por primera vez, Chocó será objeto de fumigaciones aéreas para la erradicación de cultivos ilícitos. Estos, según un informe de la Policía, están presentes en cerca del 30 por ciento de los municipios del departamento.

La decisión despertó preocupación entre los pobladores. Lo más grave, dicen algunos líderes comunitarios, es que las matas prohibidas están camufladas entre maíz, chontaduro, borojó y plátano, pues la aspersión no distingue los cultivos legales de los ilegales.

De acuerdo con el coronel Omar Francisco Perdomo, comandante de la Policía en Chocó, dentro de lo programado está la fumigación en poblaciones como Acandí, Riosucio, Sipí, Nóbita y Quibdó.

Además, reveló el oficial, serán asperjados el Cañón de Garrapatas, en límites con Valle; el Medio San Juan, parte del Urabá chocoano y el Alto, el Bajo y el Medio Baudó. En esta última zona se iniciarán las tareas de erradicación, que durarán aproximadamente un mes.

Se trata de una de las áreas más ricas del mundo en bosque tropical, donde se encuentran más de 300 especies maderables en una sola hectárea.

Las operaciones, dicen las autoridades militares y policiales, responden al vertiginoso incremento de los cultivos ilícitos. Solo en el último trimestre se reportó la erradicación manual de 240 hectáreas y la destrucción de 8 laboratorios para el procesamiento de base de coca.

"Es uno de los índices (de crecimiento) más altos en la historia del departamento", dijo el coronel Perdomo en referencia a un informe de la Policía que da cuenta de que la erradicación manual no es suficiente para controlar el auge de cultivos ilegales.

De acuerdo con el reporte más reciente de la Oficina de las Naciones Unidas contra las Drogas y el Delito (Unodc), Chocó pasó de tener 250 hectáreas con coca en agosto del 2000 a 453 a diciembre del 2003.

Coca y violencia.

Por otro lado, voceros de organizaciones humanitarias han advertido sobre la violencia que ha traído la disputa territorial que mantienen desde hace años los grupos al margen de la ley, en busca del control de las plantaciones ilícitas.

El hecho más reciente en este sentido fue un enfrentamiento entre guerrilleros de las Farc y miembros de las autodefensas en Bebedó (sur de Chocó), donde no se sabe cuántos combatientes murieron. Lo que sí trascendió es que cuatro civiles cayeron en medio del choque y que otros catorce resultaron gravemente heridos.

A esto hay que sumarle la captura, en las últimas horas, de siete individuos que, según operaciones de inteligencia de la Policía Antinarcóticos, habrían llegado a la zona para enseñarles a los campesinos cómo sembrar y raspar coca.

Al cierre de esta edición, un contingente de al menos 200 hombres armados de la Policía Antinarcóticos esperaba buen tiempo para iniciar las operaciones en 4 aviones y 6 helicópteros.

Por su parte, Jesús Nicolás Abadía, director de la Corporación Autónoma Regional para el Desarrollo Sostenible del Chocó (Codechocó), rechazó la fumigación y fue enfático en afirmar que a esa entidad no se la consultó sobre los operativos.

Despierta con las noticias más importantes.Inscríbete a nuestro Boletín del día.

INSCRIBIRSE