Archivo

TELEFONÍA FIJA, A COBRAR POR MINUTOS

Hoy un plomero, un jardinero, una empleada doméstica al igual que un alto ejecutivo de empresa, prefieren usar el celular para hacer las llamadas locales, antes que recurrir al uso de la telefonía fija. La razón: porque las compañías celulares tienen más planes y ofertas de precios que se acomodan a la economía del usuario, y porque las tarifas les resultan más bajas.

11 de enero 2005 , 12:00 a.m.

Hoy un plomero, un jardinero, una empleada doméstica al igual que un alto ejecutivo de empresa, prefieren usar el celular para hacer las llamadas locales, antes que recurrir al uso de la telefonía fija. La razón: porque las compañías celulares tienen más planes y ofertas de precios que se acomodan a la economía del usuario, y porque las tarifas les resultan más bajas.

Estos hechos, que han incidido en un descenso de la utilización de las líneas fijas, y el vencimiento del periodo del régimen tarifario para la telefonía básica conmutada local (Tpbcl), sirvieron para prender las alarmas en la Comisión de Regulación de Telecomunicaciones (CRT) y para que esté trabajando en un nuevo marco regulatorio que beneficie a los usuarios. Así mismo, para que este les permita a las operadoras de telefonía fija competir más flexiblemente con las compañías celulares que les han tomado ventaja en el mercado.

Es así como la CRT expedirá, hacia finales de febrero, el nuevo régimen tarifario para la telefonía local que regirá en el país hasta el 2009, con el cual se dará un vuelco a la operación y sistema de cobro en este servicio. Esto debido a que la nueva regulación exigirá, entre otros aspectos, que las operadoras les ofrezcan diferentes menús tarifarios a los usuarios y que tengan más en cuenta su bolsillo a la hora de facturarles los consumos.Actualmente, solo existe un menú.

Además, obligará a las empresas telefónicas a readecuar tecnológicamente sus centrales, por cuanto ya el cobro del servicio no se hará por impulsos (actualmente cada uno es de tres minutos o 180 segundos), sino por minutos. El consumo se facturará a partir de un minuto o de los 60 segundos.

Aunque el régimen tarifario actual venció el 31 de diciembre pasado, fue extendido por dos meses más mientras la CRT termina de ajustar los términos de la resolución del nuevo régimen que se aplicará a partir de junio próximo. Ese marco regulatorio beneficiará a los usuarios de siete y medio millones de líneas fijas que hay instaladas en el territorio .

Otras modificaciones.

Según el proyecto de resolución, habrá un techo para los precios en el servicio telefónico local y el incremento anual no podrá exceder el 7,5 por ciento real. Esas alzas con el régimen vigente han llegado al 20 por ciento.

De igual forma, la nueva regulación exige a las grandes operadoras del país -alrededor de 12, entre las cuales se encuentran Empresas Públicas de Medellín (EPM) y Telecomunicaciones de Bogotá (ETB)- que no podrán cobrar el cargo fijo para los estratos 1 y 2, y solo les podrán facturar minutos consumidos. Este plan que la CRT llamó como "opción básica obligatoria", también ha sido calificado como el menú social .

Además, las empresas tendrán que presentar otro segundo menú obligatorio, en el cual deberán ofrecerle al usuario la opción de que pague un plan con un cargo fijo mensual incluyéndole unos minutos de consumo. Y, como tercera opción básica, tendrán que ofrecerles a los clientes residenciales el plan del cargo fijo reducido con minutos adicionales de consumo.

Por lo menos un 30 por ciento del total de los usuarios de cada telefónica local -plantea la resolución- deberán estar cubiertos por lo menos con esas tres opciones básicas tarifarias.

"Se quiere que los operadores ofrezcan paquetes tarifarios de acuerdo con las necesidades de cada usuario y según su capacidad de pago. Hoy un celador o un plomero tiene teléfono móvil y lo usa porque tiene la flexibilidad de escoger varias alternativas de pago. No sucede igual con las líneas fijas", dice el director de la CRT, Gabriel Adolfo Jurado.

Fuera de las tres opciones obligatorias, las empresas podrán alistar otros paquetes tarifarios para el pago del servicio: la tarifa plana (se paga un precio fijo por un tiempo ilimitado de consumo), el prepago o la cuenta controlada (se acuerda con la empresa el pago por un determinado consumo de minutos y el servicio se interrumpe automáticamente cuando se excede esa base).

La nueva regulación -agrega Jurado-, busca proteger a la persona de menores ingresos y que haya un cobro más real del servicio. "Si un usuario de Cundinamarca llama muy poco, no tiene por qué pagar un cargo fijo de 15 mil pesos, cuando al mes ni siquiera hace una llamada".

El menú social que acaba con el cargo fijo en los estratos bajos, es el que más controversia ha generado entre los operadores por cuanto -aseguran- los ingresos caerán, les generará un déficit en las líneas y un desbalance financiero.

"Las empresas tienen unos costos fijos y es un contrasentido financiero pensar que se van a recuperar solo con el pago de minutos consumidos, cuando la mayoría de las personas están utilizando cada vez menos las líneas fijas", afirma el subgerente de Planeación de Telecomunicaciones de EPM, Rodrigo Ferreira.

Se calcula que por ese concepto solo EPM Medellín tendría una caída superior a los 50 mil millones de pesos en sus ingresos anuales, y ETB cerca de 82 mil millones.

"En la CRT no podemos garantizar ingresos a las empresas, lo que sí debemos asegurar es que las operadoras cobren a los usuarios un justo precio por el servicio", subraya Jurado.

Este cambio regulatorio se registra precisamente cuando hay una tendencia a la disminución en la instalación de líneas fijas y de los consumos de la telefonía básica, frente a un crecimiento en el uso de los celulares.

De acuerdo con el gerente de Regulación de la ETB, Alvaro Cala, se espera que en mayo se presente el cruce entre las líneas de los teléfonos móviles que vienen en crecimiento, con las líneas de los fijos que están en descenso desde 1999.

Hace cinco años había dos millones de celulares y siete millones 800 mil líneas fijas. A septiembre de este año, se contabilizaban 8 394.000 teléfonos móviles y 7,5 millones de líneas fijas.

No obstante, la telefonía local representa aún el 36 por ciento del total del mercado de las telecomunicaciones. Este negocio mueve al año cerca de 3,8 billones de pesos. Ya las grandes operadoras como Empresas Públicas de Medellín (EPM) y Telecomunicaciones de Bogotá (ETB) alistan inversiones y planes para ajustarse al nuevo marco regulatorio (ver nota anexa).

LOS CAMBIOS.

- La facturación ya no será por impulsos (cada uno de tres minutos), sino por minutos a partir de los 60 segundos, como sucede con los celulares.

- Se acaba el plan de tarifas único (cobro con los cargos de conexión, fijo y variable) y se crean tres menús obligatorios que deberán ofrecer las empresas a los usuarios, entre los cuales están incluidos el plan para los estratos 1 y 2 (que no tiene cargo fijo), y el plan para los clientes residenciales que contempla el cargo fijo con minutos incluidos.

- Habrá un consumo subsidiado para los estratos 1 y 2. Con el antiguo marco regulatorio estaba en 250 impulsos y con el nuevo régimen pasaría a 360 minutos y dependerá de cada empresa. Estos minutos pueden variar.

- No habrá subsidios en el cargo de conexión para ningún estrato y máximo las empresas podrán cobrar 94 mil pesos por este concepto. Actualmente las operadoras tienen una tarifa de conexión de 234.000 pesos.

EL MERCADO.

El mercado de la telefonía fija está distribuido principalmente entre la Empresa de Telecomunicaciones de Bogotá (ETB), que tiene cerca del 30 por ciento, el grupo Empresas Públicas de Medellín (EPM), con el 23 por ciento, y Telecom con el 21 por ciento.

EPM tiene 1 275.000 líneas con las telefónicas de Medellín, Emtelsa (Manizales), EPM Bogotá, Empresa de Telecomunicaciones de Pereira y Edatel (Antioquia). Factura cerca de un billón de pesos anales por la telefonía local y extendida.

La ETB tiene 2 060.000 líneas instaladas, el 79 por ciento distribuidas entre los estratos 1 y 3. Sus ingresos anuales ascienden a 1,3 billones de pesos de los cuales el 10 por ciento provienen de la facturación por llamadas locales.

Despierta con las noticias más importantes.Inscríbete a nuestro Boletín del día.

INSCRIBIRSE