Archivo

DOS CITAS CON LOS MEJORES...

El Club La Bocha de Cali y el Country Club de Bogotá serán sedes, este fin de semana, de dos campeonatos nacionales de adiestramiento. Esta prueba, clasificada entre las más exigentes del deporte ecuestre, que busca la perfección y la coordinación ideal entre jinete y ejemplar, asegurará el lleno de las tribunas de ambos escenarios.

09 de julio 1993 , 12:00 a.m.

En Cali, la actividad comienza mañana sábado, con la participación de 15 binomios, en representación de los clubes La Z, Campestre Cali y La Bocha.

Diez pruebas se disputarán durante sábado y domingo, en todas las categorías, desde principiantes hasta FEI. Las juzgarán representantes de la Federación Ecuestre de Colombia y serán válidas para el escalafón nacional.

Por otra parte, el domingo, en la pista del Country Club de Bogotá, una de las mejores del país para salto, especialmente para adiestramiento, se cumplirá el campeonato nacional, que se había programado hacerlo en la Escuela de Carabineros. Esta desistió a última hora.

Hasta ayer, se habían inscrito 30 binomios para tomar parte en las diferentes puebas, en representación de los clubes La Tranquera, Arrayanes, Ecuestre Gamboa, Escuela de Caballería, Bacatá y Country.

El capitán retirado Alvaro Quijano será el delegado de la FEC y se encargará de supervisar las pruebas.

Cuatro pruebas, correspondientes a las categorías mediana, superior, principiantes avanzada y FEI, figuran en la programación, que empezará a las 9 de la mañana.

La reunión bogotana contará con el concursos de figuras como Luis Fernando Latorre, Patricia Trujillo y Luis Guillermo Squella, por La Tranquera, y Héctor y Pilar Rodríguez y Gloria Esguerra, por el Country Club. Competirán por la lección número uno, la más exigente del adiestramiento.

La gran estrella de la reunión bogotana promete ser, como siempre, Marco Bernal, el protagonista número uno en las lecciones más exigentes de esta disciplina.

Las pruebas de adiestramiento, clasificadas entre las más difíciles del deporte ecuestre, que buscan la perfección y la coordinación de jinete y ejemplar, aseguran el lleno de las tribunas en ambos escenarios.