Archivo

GAVIRIA ACEPTÓ RENUNCIA A CARLOS OSSA ESCOBAR

Carlos Ossa Escobar oficializó ayer su renuncia ante el presidente César Gaviria como miembro de la junta directiva del Banco de la República y anunció que retornará a las actividades políticas. Con la dimisión concluye el episodio registrado el pasado 31 de mayo en el aeropuerto Eldorago de Bogotá, donde fue detenido porque antes de salir hacia Venezuela le fue encontrada en su maleta una dosis personal de marihuana.

09 de julio 1993 , 12:00 a.m.

En su carta, Ossa dice que se va con la satisfacción de haber contribuido a reducir el ritmo de la inflación y de participar en la consolidación de una banca central autónoma e independiente.

Al aceptar su dimisión, el presidente Gaviria dijo que comprende y respeta la decisión de retirarse una vez agotado el proceso en el cual se vio envuelto el codirector del Emisor.

Al destacar la actuación de Ossa Escobar dijo que como miembro de la Junta fue factor decisivo en la consolidación de esa institución y en los excelentes resultados obtenidos en la lucha contra la inflación.

Reconoció que la reforma del Banco Central y la designación de su junta directiva como máxima autoridad monetaria y cambiaria es, sin duda, uno de los principales logros de la Asamblea Constituyente.

Ossa Escobar exaltó el manejo económico de la actual administración y dijo que al final del mandato la economía colombiana se habrá orientado por los caminos del crecimiento sostenido, con estabilidad de precios y en un ambiente de equilibrio fiscal .

Toda mi vida la he dedicado al servicio público; a luchar por una sociedad más pacifista y próspera. Sin duda, ese desempeño no ha estado exento de errores y tropiezos, pero en todas las circunstancias, en las buenas y en las malas, he asumido sin titubeos las consecuencias de mis actos sin eludir la responsabilidad que me corresponde , señaló el codirector al explicar en su carta los motivos de su renuncia.

También recordó que solicitó a la Procuraduría General de la Nación que investigue sus actuaciones; atendió todos los requerimientos de las autoridades y explicó ante la opinión pública los hechos ocurridos.

No obstante, enfatizó que está dispuesto a ejercer el legítimo derecho de defender su honra y la de su familia.

Ossa no descartó su retorno a la vida política, teniendo en cuenta las expresiones de apoyo de la ciudadanía.

Los colombianos que saben que he sido y soy un hombre de bien, y que a pesar de estos difíciles momentos que me ha tocado vivir, comprenden que un episodio desafortunado no puede borrar de un plumazo una vida de entrega a la Nación.