Archivo

NO ME EXTRALIMITÉ , AFIRMA EL VEEDOR

Tranquilo, sereno y al lado de un teléfono que no para de sonar, el veedor del Tesoro, Jorge García, dijo que es respetuoso de las instituciones y que acatará el fallo del Consejo Superior de la Judicatura, siempre y cuando le sea notificado. Esta es la hora que no conozco nada. Aquí uno se entera de las providencias por la prensa. Ayer estuve en el Consejo para notificarme y no había nada; eso me dio pena , afirmó.

08 de julio 1993 , 12:00 a.m.

García manifestó que una vez conozca los términos de la sentencia, acatará lo que ésta demande, así no comparta el criterio de la misma.

Agregó que la figura del Veedor nació con la Constitución, pero está suelta, a pesar de que se le quiso rodear de todas las garantías legales. Es que el Veedor no tiene juez. Muéstreme quién es el juez mío. No se pueden aplicar las penas por analogía; eso es violar los derechos fundamentales del debido proceso , dijo.

García Hurtado explicó que la filosofía de la Carta del 91 que dio origen a la Veeduría no dice cómo se extralimita uno en el derecho. Todas las resoluciones que yo he expedido siguen vigentes; así hubiera existido un error, no era causa de destitución .

Reiteró que de acuerdo con lo que conoce hasta ahora, el fallo del Consejo Superior de la Judicatura es un fallo político y expresó que él jamás se extralimitó en sus funciones. Y los que violan la Constitución todos los días no se extralimitan? , se preguntó y agregó que es una persona incómoda para algunos, porque yo no doy reverso, no me voy a echar para atrás y no represento a ningún partido político. El día que me digan eso, me voy , declaró.

Frente a las críticas que se le han formulado en el sentido de que habla demasiado , García respondió: Y qué tal si no. Yo aprendí en mi casa que en la vida hay que decir lo que haga falta, a quien haga falta y cuando haga falta. Uno no se arrepiente de lo que no dice .

Así mismo, el Veedor hizo alusión al hecho de que el Consejo Superior de la Judicatura no realizara las pruebas que él solicitó como parte de su defensa, cuando el caso fue remitido a dicha corporación. Esas pruebas consistían en tomar declaraciones a los congresistas, a los ministros de Estado y al propio Presidente de la República para aclarar el caso de los auxilios del Icetex. A mí me destituyen y ni siquiera se han caído las resoluciones que he formulado desde mi despacho , afirmó.

García Hurtado dijo, finalmente, que no siente tristeza con el país por lo que está ocurriendo. El país está en una batalla entre buenos y corruptos. Con lo que está pasando, no sé decirle quién de los dos va ganando , puntualizó.