Archivo

LEVANTAN HUELGA CONTRA MESA

Después de tres días de protestas que mantuvieron al país semiparalizado, las juntas vecinales de El Alto y otras regiones del país suspendieron las protestas, bajo el compromiso del gobierno de Carlos Mesa de finalizar el contrato con la empresa Aguas del Illimani, subsidiaria del grupo francés Lyonnaise dex Eaux. Sin embargo, sigue latente el pedido de renuncia contra Mesa.

14 de enero 2005 , 12:00 a.m.

Después de tres días de protestas que mantuvieron al país semiparalizado, las juntas vecinales de El Alto y otras regiones del país suspendieron las protestas, bajo el compromiso del gobierno de Carlos Mesa de finalizar el contrato con la empresa Aguas del Illimani, subsidiaria del grupo francés Lyonnaise dex Eaux. Sin embargo, sigue latente el pedido de renuncia contra Mesa.

Así la tensión de la crisis se mantiene, bajo el reclamo de que el jefe de Estado, derogue el decreto que autoriza los aumentos de combustibles.

Es la segunda vez en 15 meses que los pobladores de El Alto le tuercen el brazo al Gobierno. Primero, el 17 de octubre de 2003, cuando después de casi un mes de protestas -que derivaron en una represión que dejó más de 80 muertos- lograron la salida del presidente Gonzalo Sánchez de Lozada.

Ayer, no necesitaron enfrentamientos ni derramamiento de sangre para que la empresa francesa abandone el país por no "haber cumplido los contratos". Al comenzar la protesta, el lunes, Mesa había advertido que no sacaría a los militares a la calle, pero emplazó a los manifestantes que de haber disturbios y enfrentamientos renunciaría al cargo.

Los vecinos de El Alto amenazaron también con "hacer que otra empresa extranjera se vaya del país", la Energética Electropaz, del grupo español Ibredrola, pero después la asamblea del Frente de Juntas Vecinales (Frejuve) de El Alto, dispuso levantar el corte de calles y rutas.

En el resto del país, como en la separatista Santa Cruz de la Sierra, piden la renuncia de Mesa. El Comité Cívico de esta ciudad, a través de uno de José Céspedes, uno de sus dirigentes, reclamó la dimisión del mandatario "porque incompetencia y por estar dividiendo a los bolivianos".

Lo mismo demandó hasta la semana pasada el principal aliado del gobierno, el diputado Evo Morales del Movimiento al Socialismo (MAS), fortalecido tras la abultada cantidad de votos que recibió en las últimas elecciones municipales.

FOTO/AFP.

Miles de residentes de El Alto llegaron hasta La Paz para celebrar la revocatoria de la concesión.

Despierta con las noticias más importantes.Inscríbete a nuestro Boletín del día.

INSCRIBIRSE