Archivo

INYECCIÓN ELECTRÓNICA EN LOS MOTORES DIESEL

Los controles electrónicos, además de ofrecer los beneficios de la economía de combustible, contribuyen a facilitar el arranque. Mejoran en forma considerable los arranques en frío y prácticamente eliminan el humo transitorio, porque el sistema ajusta automáticamente la sincronización y la dosificación de combustible, basado en las lecturas de la temperatura del aceite y la velocidad del motor.

06 de julio 1993 , 12:00 a.m.

Además, el sistema le permite a los técnicos de servicio diagnosticar rápidamente las averías del motor utilizando un simple y económico lector de diagnóstico manual, reduciendo de esta manera el tiempo y los costos de mantenimiento.

Cómo funciona? Sus principales componentes son el Módulo de Control Electrónico (ECM) y los inyectores unitarios electrónicos (EUI).

El MCE es el cerebro del sistema, que recibe señales electrónicas hechas por el conductor, así como por los sensores montados en el motor, que proveen electrónicamente un grupo de informaciones tal como la presión y la temperatura del aceite, la velocidad y la presión del múltiple de admisión.

Este paquete de información se usa para controlar la cantidad de combustible que se inyecta y el momento exacto para hacerlo.

El sistema electrónico incluye una Memoria de Lectura Exclusiva/Programable (PROM) que se halla incluido en el Módulo y codificado con las características de rendimiento del motor.

La información incluida en el PROM controla la potencia nominal, la curva del par del motor, su velocidad máxima y otros dispositivos adicionales de proteción.

El ECM procesa esta información y la envía por medio de señales electrónicas a los inyectores unitarios electrónicos, donde se introduce la cantidad precisa de combustible.